Salud

Cómo utilizar la leche de magnesia

Escrito por desi crall | Traducido por contributing writer
Cómo utilizar la leche de magnesia

La leche de magnesia es hidróxido de magnesio y puede encontrarse en forma líquida o en pastillas.

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

El nombre científico de la leche de magnesia es hidróxido de magnesio y puede encontrarse en forma líquida o en pastillas. Puede comprarse sin receta médica, es decir, no hay necesidad de una prescripción para conseguirla. La leche de magnesia tiene muchos usos, incluyendo el tratamiento para la indigestión, el estreñimiento, la acidez estomacal, las úlceras bucales e incluso con propósitos cosméticos. Aprende sobre las múltiples formas que la leche de magnesia puede ser utilizada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Leche de magnesia en forma líquida y/o pastillas
  • Una cuchara medidora
  • Un vaso con agua
  • Bolas de algodón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa la leche de magnesia para tratar la acidez estomacal o la indigestión. Si tomas la forma líquida, agita bien la botella y usa una cuchara medidora para obtener la dosis recomendada. Encontrarás la información de la dosificación en la botella. Consume la leche de magnesia y tómatela con un vaso de agua. Ésta también se puede encontrar en forma de pastillas, y la información de la dosis será proporcionada en la parte posterior del paquete.

  2. 2

    Alivia el estreñimiento bebiendo la leche de magnesia o a través del consumo de pastillas. Sigue las instrucciones de dosificación del fabricante para conocer la cantidad que deberás tomar por tu edad y tamaño corporal. Para usarla como laxante, la dosis será incrementada con el fin de actuar como una solución salina, pasando más agua a los intestinos y por lo tanto creando un efecto laxante.

  3. 3

    Usa la leche de magnesia para disminuir los efectos negativos de la dermatitis seborreica, la cual es básicamente la piel roja y escamosa sobre la cara, el mentón y el cuero cabelludo. Remoja un algodón en la leche de magnesia y luego aplícala a las zonas afectadas. Déjala secar, luego enjuaga con agua tibia.

  4. 4

    Acelera la curación de una úlcera o herpes bucal mediante la aplicación de una pequeña cantidad de leche de magnesia tres veces al día. Ésta también podría ayudar a disminuir el dolor y hormigueo de las úlceras o herpes bucal.

  5. 5

    Controla la grasa de la piel del rostro mediante la aplicación de leche de magnesia en la piel limpia y seca. Agita bien la botella, luego vierte una pequeña cantidad sobre una bola de algodón limpia. Frótala en las áreas que tienden a ser grasas, como la zona de la nariz y el mentón. Déjala secar y luego, si lo deseas, aplica maquillaje sobre la mancha.

Consejos y advertencias

  • La leche de magnesia puede ser almacenada, sin abrir, durante unos 3 años. Una vez abierta, la forma líquida de ésta tendrá una duración de hasta 6 meses.
  • Las mujeres embarazadas siempre deben consultar a un médico antes de tomar cualquier medicamento o tratamiento nuevo, incluyendo la leche de magnesia.
  • Mantén la leche de magnesia, fuera del alcance de los niños. Puede ocurrir una sobredosis y causar náuseas, vómitos, pulso reducido, letargo, pérdida del conocimiento e incluso la muerte.
  • Habla con tu médico antes de tomar la leche de magnesia por cualquier afección. Puede que no sea seguro para ti si consumes ciertos suplementos herbales, vitaminas u otros medicamentos.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media