Cómo utilizar los mapas mentales para resolver problemas, preguntas o resolver las cosas

Escrito por robert godard | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar los mapas mentales para resolver problemas, preguntas o resolver las cosas
Un mapa mental puede ayudarte a pasar a través de los pensamientos desordenados en tu cabeza. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los mapas mentales pueden ser una gran manera de aumentar la productividad en tu vida y disminuir el estrés. Un mapa mental es esencialmente un diagrama que te ayuda a visualizar las ideas que están en tu mente. Todos los pensamientos en un mapa mental surgen de una idea central, que conduce a las demás, que a su vez conducen a otras. El objetivo de un mapa mental es ayudarte a organizar el desorden de la mente humana en una forma estructurada.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Toma una hoja de papel y colócala sobre una superficie plana con orientación horizontal. Comienza con una idea central. Esto debe representar la idea general que actualmente estés trazando. Por ejemplo, esto podría ser una meta, una decisión que debes tomar, o una idea creativa en la que estás trabajando. Escribe la palabra en el centro de la página. Dibuja una imagen, ya sea alrededor o al lado de la palabra que te ayude a visualizar lo que estás pensando, por ejemplo, una foto de un automóvil, en caso estés decidiendo qué automóvil comprar.

  2. 2

    Dibuja flechas que se ramifiquen desde la imagen central. Usa colores diferentes para cada flecha. Cada una de estas flechas debe conducir a un tema principal diferente. Escribe este tema en un recuadro en el extremo de cada flecha, usando el mismo color que la flecha. Los temas principales deben ser considerados como los encabezados de capítulos, o grandes ideas. Si estamos tratando de decidir qué automóvil comprar, podemos empezar haciendo una lista de las concesionarias más importantes.

  3. 3

    Desarrolla un segundo nivel de pensamiento que esté conectado a los temas principales. Estos pueden ser ideas que estén conectadas a la idea central, pero están más fuertemente conectadas a un tema principal. Dibuja flechas que se ramifiquen desde los temas principales a por lo menos unas cuantas ideas diferentes de segundo nivel. Escribe estas ideas con letras más pequeñas que los temas principales, para indicar que son secundarias.

  4. 4

    Dibuja flechas que se extiendan desde las ideas secundarias y piensa en ideas terciarias o cuaternarias. Éstas pueden ser ideas que están conectadas con la idea central de una manera libre únicamente, pero están conectadas a un tema principal o a ideas secundarias. Si todavía estás tratando de comprar un automóvil, puedes ya estar listando automóviles o incluso características de éstos que te atraigan.

  5. 5

    Usa diferentes colores y flechas que se extiendan en diferentes direcciones para hacer el mapa más dinámico. Usa recuadros para resaltar la importancia de ciertas ideas. Por ejemplo, si has encontrado que realmente te gusta un automóvil de una lista, enciérralo en un recuadro para no olvidarlo.

Consejos y advertencias

  • No te limites con los colores o diseños extraños, el mapa mental está destinado a ser una salida creativa para tus pensamientos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles