Finanzas

Cómo utilizar el método de los 5 porqués para determinar la causa raíz de un problema

Escrito por ehow contributor | Traducido por mila guevarian
Cómo utilizar el método de los 5 porqués para determinar la causa raíz de un problema

question marks image by Brent Walker from Fotolia.com

El procedimiento de los 5 porqués puede ser un método eficaz para determinar el origen de un problema o asunto. El objetivo de preguntar "por qué" cinco veces es el de ir trabajando hacia atrás desde el resultado final, con el fin de llegar a la causa, revelando con cada pregunta, de forma más específica conforme se avanza, por qué ocurrió el suceso. Sigue estos pasos si deseas utilizar el método de los 5 porqués la próxima vez que tengas un problema.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Recaba toda la información que puedas sobre el problema en cuestión. La técnica de los 5 porqués funciona mejor cuando manejas datos que conciernen al asunto: antecedentes, condiciones e información sobre casos similares. Esto te ayudará a determinar cuál es la respuesta más lógica y probable para cada pregunta.

  2. 2

    Forma un equipo. Para utilizar el método de los 5 porqués de la forma más eficaz, necesitarás reunir un equipo de personas provenientes de grupos que cumplan funciones diferentes, con especialidades y experiencias diversas. Un elemento clave de este método es la gente que hace las preguntas y da las respuestas más probables en cada paso. Tener un grupo de personas diversificado equivale a enriquecerse con la percepción del asunto desde diferentes puntos de vista y con opiniones dispares. Abordar el problema desde distintos ángulos te puede llevar a encontrar respuestas en las que no habrías pensado por ti mismo y, finalmente, a revelar la causa fundamental del asunto.

  3. 3

    Aborda el problema y pregunta "por qué" cinco veces. Comienza con un planteamiento sencillo del problema que explique cuál es el asunto y, desde ahí, comienza a trabajar hacia atrás preguntando por qué fue ocurriendo cada paso. Utiliza la lógica y el conocimiento y experiencia de tu equipo para encontrar la respuesta más probable para cada una de las cinco preguntas. He aquí un ejemplo del procedimiento puesto en práctica: Planteamiento del problema: Producción interrumpida. ¿Por qué se interrumpió la producción? (Porqué 1) La Deltron 3000 se averió. ¿Por qué se averió la Deltron 3000? (Porqué 2) El automatizador no está funcionando. ¿Por qué el automatizador no está funcionando? (Porqué 3) El automatizador solamente dura unos seis meses y éste no se ha cambiado en ocho meses. ¿Por qué nadie cambió el automatizador a los seis meses? (Porqué 4) Nadie sabía que había que cambiarlo. ¿Por qué nadie sabía que necesitaba ser cambiado? (Porqué 5) No hay un programa de mantenimiento preventivo establecido que les diga a los mecánicos que lo hagan. (Causa raíz)

  4. 4

    Analiza cada uno de los 5 porqués. A medida que vayas trabajando las respuestas a estas preguntas, analiza cada paso y pon a prueba tus suposiciones si es posible. Hazte a ti mismo algunas preguntas sobre las respuestas a los porqués. - ¿Llevaría esta respuesta al efecto anterior? - ¿Es la más adecuada teniendo en cuenta todo lo que sabemos sobre el problema? - ¿Podría haber otras posibilidades? Recuerda que el objetivo de este método de las cinco preguntas es encontrar la verdadera causa de fondo para evitar que el problema ocurra otra vez.

  5. 5

    Cuando hayas preguntado “por qué” cinco veces y creas que has llegado a la causa raíz, busca una solución para ella. Cuando tengas la solución, sigue el razonamiento lógico hacia atrás del la cadena de porqués para determinar si resolverá el problema. Continuando con el ejemplo anterior: Causa raíz: no existe un programa de mantenimiento preventivo establecido que le diga a los mecánicos que cambien el automatizador de la Deltron 3000 cada seis meses. Solución: poner en marcha un plan de mantenimiento preventivo para cambiar el automatizador de la Deltron 3000 cada seis meses.

  6. 6

    Pon en práctica tu solución al último porqué y mira cuáles son los efectos que causa. Perfecciónala o repite el proceso de las 5 preguntas si es necesario para volver a evaluar el problema.

  7. 7

    Si es necesario, habrá que ir más allá de los cinco porqués para determinar la causa raíz y conseguir que ésta tenga sentido. Por ejemplo, si la respuesta al porqué 4 del ejemplo se cambiara por "Los mecánicos no siguieron el programa de mantenimiento preventivo", sería mejor que continuaras preguntando por qué el mecánico no siguió el procedimiento: ¿Por qué el mecánico no siguió el programa? (Porqué 5) No ha sido entrenado en el programa de mantenimiento preventivo para la Deltron 3000. ¿Por qué el mecánico no está entrenado? (Porqué 6) Acaba de incorporarse a esta zona y donde trabajaba antes no había una Deltron 3000. (Causa raíz). Solución: capacitar a todos los nuevos mecánicos en el mantenimiento preventivo del equipo que se encuentra en las zonas donde van a incorporarse. Puedes terminar encontrando una solución distinta al problema si continúas preguntando por qué hasta llegar a la verdadera raíz. Esto te ayudará a evitar decidirte por una respuesta sencilla que simplemente echa la culpa a una persona, y llegarás a la raíz. La causa raíz es más probable que un proceso o una cuestión de procedimiento que debe abordarse.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media