Cómo utilizar el Principio de Pareto

Escrito por mandi rogier Google | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar el Principio de Pareto
(calendar image by Szymon Apanowicz from Fotolia.com)

En el año 1900, un economista italiano con el nombre de Vilfredo Pareto observó que el 80 por ciento de la riqueza en Italia estaba controlada por un mero 20 por ciento de la población. Esta idea de la regla 80/20 llegó a ser conocida como el principio de Pareto. El principio de Pareto se puede aplicar a casi cualquier situación y es una herramienta útil para la evaluación de cualquier cosa, desde la gestión del tiempo hasta el servicio al cliente. Este principio es especialmente útil en la gestión empresarial, aunque cualquier persona puede utilizarlo para ayudar en el proceso de toma de decisiones.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Identifica el área que deseas evaluar. Puedes aplicar el principio de Pareto en el inventario, gestión del tiempo o incluso las características de un software.

  2. 2

    Define los aspectos contrastantes de la zona. Por ejemplo, puedes estar observando los diferentes tipos de inventario en tu almacén, las diversas tareas que ocupan tu tiempo o las características disponibles en un programa en particular.

  3. 3

    Aplica el principio de Pareto al tema en cuestión. Si estás evaluando el inventario, este principio establece que un 20 por ciento de tus productos constituyen el 80 por ciento de tu inventario. Del mismo modo, el 20 por ciento de tus tareas ocupan el 80 por ciento de tu tiempo, y el 20 por ciento de las características de un producto constituyen el 80 por ciento de su utilidad.

  4. 4

    Administra el problema en consecuencia, céntrate en el 20 por ciento que es realmente importante. El propósito del principio de Pareto es obligarlo a uno a darse cuenta de que todos los asuntos no son creados iguales. Todos los empleados no trabajan igual de duro. Todas las tareas no son igualmente importantes. En general, sólo un 20 por ciento realmente se destacan. Cuando estás presionado por el tiempo, espacio o recursos, céntrate en la pequeña cantidad que realmente importa y reconoce que el 80 por ciento -la mayoría- por lo general es el exceso.

Consejos y advertencias

  • Producir resultados completos y comprensivos siempre requerirán que manejes el 100 por ciento del asunto. Sin embargo, cuando no puedes manejar todas las cosas por igual, utiliza el principio de Pareto para enfocar la mayor parte de tus esfuerzos en la importante minoría.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles