Estilo

Cómo utilizar la sal marina para el cuidado de la piel

Escrito por ehow contributor | Traducido por mila guevarian
Cómo utilizar la sal marina para el cuidado de la piel

Disfruta de las propiedades de la sal marina también en tu hogar.

spa accesories image by mefanti from Fotolia.com

Cómo utilizar la sal marina para el cuidado de la piel. Al Mar Muerto, famoso por su alto contenido de sales naturales, se le suele considerar como una fuente de juventud. La sal marina natural es uno de los mejores productos que se utilizan para el cuidado de la piel, ya que mejora la circulación, estimula el crecimiento celular, exfolia la piel muerta, reduce la hinchazón, el picor y el dolor y posee una serie de minerales esenciales que son absorbidos a través de la piel.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sales marinas de grano fino
  • Sales marinas de grano grueso

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza sales marinas para eliminar las toxinas de tu piel; te sentirás limpio y fresco y tu piel quedará suave y elástica. Elabora una pasta mezclando agua con sal marina de grano fino y masajéate con ella antes del baño o ducha. Para eliminar las toxinas, déjala actuar de 1 a 5 minutos y báñate luego de la forma habitual. Este masaje con sal marina también resulta fantástico para las personas que tengan eczema, soriasis, marcas de varicela u otras irritaciones en la piel.

  2. 2

    Suaviza la piel rugosa con un exfoliante a base de sal marina de efecto hidratante. Para ello, mezcla 2 tazas de sal marina de grano grueso, 3/4 de taza de agua y 4 cucharadas de aceite de almendras dulces. Conserva esta crema exfoliante en un frasco de vidrio que tenga una tapa de cierre hermético. Humedece la piel y masajea con la crema todo el cuerpo o simplemente las zonas más secas. Enjuaga la piel con agua caliente y repite este proceso a diario.

  3. 3

    Elabora con sal marina un exfoliante facial suave que te permitirá hidratar, exfoliar y combatir tanto las arrugas como el acné de tu rostro. Simplemente tienes que mezclar 1 cucharada de sal fina con 2 o 3 gotas de aceite esencial de lavanda y masajear con esta pasta suavemente la cara y el cuello. Enjuaga con agua tibia y aplica luego una crema hidratante ligera, libre de aceites.

  4. 4

    Elabora tus propias sales marinas personalizadas para entregarlas como regalo o simplemente para darte un capricho. En un frasco de vidrio con cierre hermético, pon 2 tazas de sal marina, 1/2 taza de bicarbonato de sodio y de 20 a 30 gotas de tu aceite esencial favorito o de una combinación de ellos. Añade una cuarta parte del contenido del frasco a un baño caliente y absorbe los minerales curativos que se encuentran en las sales marinas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media