Cómo utilizar la tinta Plastisol

Escrito por kerry gibbons | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar la tinta Plastisol
La tinta plastisol es una tinta ideal para serígrafos principiantes y experimentados por igual. (Michael Kovac/Getty Images Entertainment/Getty Images)

La tinta plastisol es un tipo de tinta utilizada para los trabajos de serigrafía. Conocida por su pigmento denso y una alta opacidad, la tinta plastisol es la tinta ideal para muchos serígrafos. La tinta plastisol es fácil de usar y es ideal para serígrafos novatos; no requiere una mano rápida o experimentada porque la tinta no contiene disolvente y no se secará a menos que se cure. Las tintas de plastisol son fáciles de curar con el calor de un secador de cinta o de una unidad de semicurado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sustrato
  • Prensa de impresión de camisetas
  • Pantalla de seda preparada
  • Tinta plastisol
  • Espátula
  • Escobilla de goma de 9 pulgadas (22,86 cm)
  • Secador de cinta o unidad de semicurado
  • Alcoholes minerales o disolventes a base de soja

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Elegir un sustrato

  1. 1

    Elige tu sustrato: los sustratos de fibra, tales como una camiseta, bolso de mano o de lona suelta son ideales. Las tintas plastisol son comúnmente utilizadas cuando se hace una serigrafía sobre textiles. La tinta se asienta en la parte superior de las fibras y se envuelve alrededor de éstas, haciéndolas imposibles de imprimir en sustratos no porosos como plástico, metal y vidrio.

    Cómo utilizar la tinta Plastisol
    Las camisetas blancas o de colores claros son las más fáciles de trabajar cuando eres un principiante. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)
  2. 2

    Elige tu tela con prudencia y en función de tu experiencia. La tinta plastisol puede imprimirse y adherirse a varios productos textiles, pero algunos son más ideales que otros. Al imprimir en prendas de vestir, una tela 100 por ciento natural, como material de algodón, es ideal. La tinta plastisol se adhiere sin un aditivo y no hay temor de que la tinta se corra. Las mezclas de poliéster, nylon y poliéster/algodón funcionarán, pero tintas específicas resistentes al trasminado o aditivos serán necesarios.

    Cómo utilizar la tinta Plastisol
    Las fibras 100 por ciento naturales como el cáñamo, el bambú y el algodón son el complemento perfecto para las tintas de plastisol. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)
  3. 3

    Elige el color de tu sustrato. Las telas ligeras son ideales para los serigrafistas novatos, pero puedes utilizar telas oscuras. La tinta plastisol tiene un pigmento denso y de alta opacidad. Esto hace que la tinta se adhiera cuando se imprime en colores oscuros. Las telas oscuras requieren más aplicaciones, más tinta entre las curas y en los colores suaves y algunas veces hasta dos tintas de colores diferentes, incluyendo una capa base de color blanco.

    Serigrafía con tinta plastisol

  1. 1

    Coloca tu sustrato en tu imprenta de camisetas. Asegúrate de que el lado que deseas imprimir esté boca arriba. Afianza tu pantalla a la prensa de impresión de camisetas con la malla hacia abajo.

  2. 2

    Pulsa la pantalla hacia abajo sobre la camisa y la tabla. Utiliza la espátula para sacar un poco de tinta, aproximadamente entre 1/4 a 1/2 taza, y colócala en la esquina superior izquierda de la pantalla.

  3. 3

    Coloca la escobilla de goma en el pegote de tinta en un ligero ángulo. En este ángulo, tira de la escobilla de goma hacia la parte superior central de la pantalla. Gira la escobilla de goma paralelamente a la parte superior de la pantalla, u horizontal, y tira de ésta hacia ti/la parte inferior de la pantalla, aplicando una presión media-pesada. En la parte inferior de la pantalla empuja la escobilla de goma y la tinta restante de nuevo hasta la parte superior de la pantalla. Levanta la pantalla y mira debajo, repite hasta que estés satisfecho con la cobertura de la tinta y los resultados.

    Curar y limpiar la tinta plastisol

  1. 1

    Calienta la tinta plastisol para secarla y ajustara, o curarla. Para una cura completa, las tintas de plastisol se deben calentar a 290 a 330 grados Fahrenheit (143,33 a 165,55º C). En un estudio de serigrafía se puede lograr esto con sólo colocarla en una secadora de banda, ajustándola a la temperatura correcta por la cantidad adecuada de tiempo. Es importante probar la temperatura de tu secador de cinta y tu curación antes de asumir de que está completamente curada.

  2. 2

    Utiliza una unidad de semicurado si no tienes un secador de cinta. Estos están disponibles en una tienda de arte o una ferretería local. Coloca la unidad en la temperatura más alta y ciérnela entre 2 a 3 pulgadas (5,08 a 7,61 cm) sobre la prenda durante medio minuto. Revisa las etiquetas de tus tintas para las temperaturas apropiadas de tinta y los tiempos de curado, ya que cada tinta es diferente. Algunos artesanos usan un horno convencional, secador de pelo, o incluso una plancha para el curado.

  3. 3

    Limpia la tinta restante, tus herramientas y tu pantalla. Usando tu espátula, devuelve cualquier tinta restante o no utilizada a su tarro original. Limpia las herramientas y la pantalla con alcohol mineral o con un disolvente a base de soya y agua de alta presión. Muchas personas usan los solventes de soja ahora, ya que son mejor para su salud y el medio ambiente. Asegúrate de que toda la tinta se elimine de la pantalla y de las herramientas. Deja secar al aire la pantalla y las herramientas.

Consejos y advertencias

  • Una imprenta de camisetas, mientras no sea necesaria, es ideal para trabajos de serigrafía. Si no tienes esta configuración puedes seguir haciendo trabajos de serigrafía con la tinta plastisol. En el paso 1 de la Sección 2, en lugar de poner tu sustrato en la prensa de impresión de camisetas, coloca una tabla de 1 pulgada (2,54 cm) de espesor, no porosa, entre las capas de tu sustrato. Asegúrate de que sea tan grande o más grande que el diseño que vas a imprimir, de esta manera la tinta no va a pasar a través de la tela y al otro lado de tu material. Sujeta la tela y tabla de juntas para que estén seguros. Coloca la pantalla de seda preparada sobre la tela con la tabla y la abrazadera de manera conjunta de modo que ninguno de los dos se muevan durante la impresión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles