Las vacunas contra la gripe y el Alzheimer

Escrito por ann white | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las vacunas contra la gripe y el Alzheimer
La vacuna contra la gripe genera controversias. (vaccine image by Mykola Velychko from Fotolia.com)

Múltiples estudios han puesto en duda la seguridad del mercurio en las vacunas. Aunque la mayoría de las vacunas han eliminado esta sustancia peligrosa, algunas vacunas contra la gripe todavía contienen 25 microgramos de mercurio por dosis. Este ingrediente ha creado una controversia que ha causado que muchos ciudadanos evitan darse la vacuna contra la gripe cada año.

Otras personas están leyendo

Historia

La influenza fue descubierta en la década de 1930 después de la pandemia de gripe española que se extendió a casi todos los rincones del mundo. Esta epidemia afectó especialmente a los soldados estadounidenses que regresaban de la Primera Guerra Mundial. La primera vacuna se administró a los soldados en 1947 para ayudar a los que estaban siendo enviados a luchar en la Segunda Guerra Mundial. En 1976, un brote repentino de gripe porcina hizo que el presidente Ford ordenara que todos los estadounidenses se vacunen. Si bien la orden de vacunación estaba bajo efecto, varios cientos de personas desarrollaron el síndrome de Guillain-Barré como resultado de la vacuna, y el público estadounidense se negó a cooperar con la orden del gobierno.

Los hechos

La vacuna contra la gripe y el alcance y la gravedad de sus efectos secundarios son objeto de acalorados debates entre los médicos y científicos por igual. La vacuna contra la gripe es la única vacuna que se actualiza anualmente y no es probada completamente antes de ser administrada al público en general (ver Recursos). De hecho, la FDA no requiere de estudios a largo plazo de ninguna vacuna antes de su lanzamiento público, sino más bien pide estudios a corto plazo en humanos en los que los efectos secundarios inmediatos se registran en un cuestionario. Un ingrediente especial en la vacuna contra la gripe ha causado preocupación entre algunos médicos y científicos, sus efectos a largo plazo han demostrado ser perjudiciales.

Ingredientes polémicos

El timerosal -un conservante a base de mercurio presente en todos los viales de 10 dosis de la vacuna contra la gripe- se ha relacionado en múltiples estudios con efectos secundarios graves, el más controvertido de los cuales es el autismo. Se prohibió la utilización de timerosal en las vacunas en el siglo 21, pero todavía se utiliza en la fabricación de vacunas contra la gripe a granel. Una cantidad limitada de vacunas contra la gripe que no contienen timerosal se libera anualmente, sin embargo, son difíciles de obtener y se utilizan rápidamente por el público (ver Recursos).

Estudios primarios

El estudio principal que une la enfermedad de Alzheimer con la vacuna de la gripe se llevó a cabo por el Dr. Hugh Fudenberg, MD, un biólogo immunogenetista y con cerca de 850 artículos publicados en revistas científicas. Según sus hallazgos, las personas que recibieron "cinco vacunas contra la gripe consecutivas entre 1970 y 1980 (los años estudiados), tienen 10 veces más posibilidades de contraer la enfermedad de Alzheimer que si se dieron cero, una, o dos vacunas". En otras palabras, es decir, una acumulación de timerosal en el sistema de una persona puede aumentar su riesgo general de enfermedad de Alzheimer, dijo el Dr. Fudenberg en una conferencia internacional de vacunas, en Arlington, Virginia, en 1997. Más preguntas sobre la seguridad de los ingredientes de la vacuna fueron planteadas en un estudio publicado por el Dr. Boyd Haley, en colaboración con investigadores de la Universidad de Calgary. El Dr. Haley afirmó que "siete de los marcadores característicos que buscamos para distinguir la enfermedad de Alzheimer pueden ser producidos en los tejidos normales del cerebro, o en cultivos de neuronas, mediante la adición de niveles extremadamente bajos de mercurio" (ver Recursos).

Argumentos

Como ocurre con muchos descubrimientos relacionados con las drogas, los lados se han dividido y están bien establecidos con respecto a este tema. El Dr. William Sears, autor líder de la Biblioteca Sears Parenting, dice muy bien en su libro "El libro de las vacunas", cuando explica que "parece que todo el que intenta cuestionar por qué el mercurio era utilizado en las vacunas es inmediatamente por un aluvión de expertos médicos y políticos que afirman que no hay evidencia de que el mercurio ocasionara ningún daño" (ver Recursos).

La Clínica Mayo es una de las organizaciones que se niega a reconocer cualquier conexión causal entre vacunas contra la gripe y la enfermedad de Alzheimer. En un artículo publicado en su página web, Angela Lund especialista en demencia dice: "no hay absolutamente ninguna evidencia de que las vacunas contra la gripe contribuyan de ninguna manera a la enfermedad de Alzheimer".

Hay, sin embargo, muchos médicos y científicos que prefieren abordar el tema con cautela y dicen que se necesita más investigación. Como el Dr. Sears explica: "creo que nadie ha demostrado que el mercurio era seguro, y los estudios que muestran algunos de los efectos dañinos de las vacunas que contienen mercurio deben provocar reflexión".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles