Cómo hacer una vainica danesa

Escrito por georgia dennis | Traducido por lucia ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una vainica danesa
La vainica danesa le da un aspecto terminado y bordado al contorno del dobladillo. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

La vainica es el método usado al coser a mano para limpiar los bordes desgarbados y darle a una pieza un aspecto prolijo y lindo. La vainica danesa es un método usado para darle a un dobladillo una línea decorativa con pequeños agujeros al rededor del borde terminado. Esta técnica surge de tirar de los hilos juntos para formar el dobladillo. Así se asegura que el dobladillo esté derecho al rededor del borde.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Dobla y pon alfileres

  1. 1

    Dobla la tela a lo largo de un solo hilo, donde quieres que esté el dobladillo. Sujeta la tela en el lugar con alfileres. Plancha el pliegue con tus dedos hasta que esté visible en la tela. Puedes usar la aguja para tomar un hilo horizontal y quitarlo de la tela. Esta marca te dará una guía para coser el dobladillo.

  2. 2

    Prepara las esquinas para coser. Algunos costureros recortan una pequeña parte de las esquinas de los trabajos cuadrados para que no se frunzan debajo del dobladillo. Otros doblan las esquinas hacia abajo y ponen una pequeña puntada para que no se corran. Cuando recortes, corta un pequeño cuadrado o rectángulo más o menos tan ancho como el dobladillo. Cuando dobles, dobla primero la esquina y luego cada lado.

  3. 3

    Ancla el hilo. Coloca el hilo dentro del dobladillo y haz una pequeña puntada en la capa superior (la capa interior del lado sin terminar). Esto sujetará el hilo en su lugar. La vainica danesa consiste en usar el hilo fruncido, osea que los hilos se unen por el dobladillo. Esto le da al dobladillo una linea de agujeros. Junta dos o cuatro hilos juntos con la aguja. Haz una puntada.

  4. 4

    Tira de los hilos al rededor de todo el dobladillo. Esto debería hacerse en números pares para asegurar que las esquinas queden prolijas e iguales. Si el número de hilos al final es impar, corrige el número en las puntadas iniciales juntando tres o cinco hilos.

  5. 5

    Superpón las esquinas. Esto se hace para asegurar que las esquinas queden prolijas. Termina el trabajo hasta llegar a la primera esquina. Luego coloca pequeñas puntadas justo sobre la capa superior del dobladillo (éste será el lado sin terminar de tela sobrante con el que estás haciendo el dobladillo) hasta que vuelvas a la linea con el hilo que quitaste como guía.

  6. 6

    Termina tu dobladillo. Esto significa anclar el hilo cuando hayas completado el dobladillo. Hazlo haciendo varias puntadas superiores cercanas en la solapa del dobladillo. Inserta el hilo debajo de una de tus puntadas y pásala para formar un nudo. Repite esto hasta que sientas que el dobladillo está seguro. Si el dobladillo está hecho en ropa, y no en un elemento decorativo, asegúrate de que el hilo esté bien rematado para que resiste el uso y desgaste.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles