Pasatiempos

Cómo valuar sillas mecedoras antiguas

Escrito por j.e. myers | Traducido por ehow contributor
Cómo valuar sillas mecedoras antiguas

rocking chair and flag image by Jeffrey Zalesny from Fotolia.com

Como sucede con todos los muebles antiguos, la belleza y el valor que se les atribuye depende de la perspectiva del espectador y del comprador. Esto es lo mismo para las sillas mecedoras antiguas y de colección que han pasado por temporadas altas y bajas. El año 2010 este tipo de muebles fue muy solicitado. La gente busca sillas antiguas, funcionales y bellas que puedan restaurarse fácilmente y, sobre todo, que estén hechas con madera de alta calidad. Siguiendo el "puntaje" de los "coleccionistas" profesionales, puedes estimar el valor de una silla que sea de tu propiedad o porque la quieres adquirir.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una lupa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prueba la estabilidad de la mecedora. Presiona sobre el asiento y los brazos. Muévela de lado a lado. Revisa los cruces del respaldo y base. Verifica la solidez de la estructura. Una mecedora frágil o inestable será mucho menos valiosa para un comprador que una silla que firme y en condiciones de dar servicio. Asigna un punto por estabilidad y firmeza.

  2. 2

    Inspecciona las articulaciones. Usa una lupa. Aprende a observar con detenimiento las juntas de ensamble. Busca evidencias de grietas en la madera o signos de pegamento fresco y moderno. Considera que una silla antigua pudo haber sido reparada y pegada por un profesional, en caso de ser así, debes saberlo. Si detectas en la silla algún trabajo de reparación, sobre todo si sospechas que los ensambles o piezas de la silla no son originales. Califica la silla con un punto si las juntas están cerradas, réstale un punto si éstas se ven sueltas o las piezas no son originales.

  3. 3

    Reconoce el tipo de madera. Las sillas valiosas están hechas de maderas finas como el nogal, arce, cerezo, cedro, roble y maderas raras. Las mecedoras que tienen un valor inferior están hechas de pino y roble. Todas las partes de la silla deben estar hechas de la madera misma. Califícala con dos puntos si la madera es de alta calidad.

  4. 4

    Califica el acabado de la silla para determinar qué tan fácil o difícil será restaurarla. Las sillas con gran cantidad de labrado serán más difíciles de restaurar que aquellas con superficies planas. Cuando éstas tienen varias capas de pintura gruesa o de esmalte viejo presentan más dificultades de restauración. Aquellas que están sin terminar o sólo tienen una capa de laca serán fáciles de arreglar. Califícala con un punto si es fácil de restaurar o con dos si no requiere de renovación.

  5. 5

    Presiona con los dedos separados sobre los tejidos o asientos y respaldos de paja para determinar su resistencia. Verifica si el tejido es fuerte o quebradizo. Inspecciona si se han reemplazado. Acepta aquellas reparaciones que se hayan hecho de manera correcta. Califícala con un punto si el tejido de asientos y respaldos es sólido.

  6. 6

    Voltea la silla y busca las marcas o firma que identifique al fabricante. Investiga al respecto lo más posible. Algunas sillas fueron hechas por diseñadores famosos como Gustav Stickley. Esta característica aumenta en mucho su valor en relación a las sillas normales. Califícala con cinco puntos si es una pieza de colección. Otorga menos si no es así. Resta un punto si no hay identificación.

  7. 7

    Considera el estilo de la silla. Hay un gran número de estilos de sillas mecedoras en Estados Unidos. De hecho, éstas son un invento estadounidense. Algunas son muy comunes como las de estilo colonial marca Windsor, para terraza Tennessee, las mecedoras Morris & Shaker o Jenny Lind. Otros, como las que diseña Adirondack y las de madera de roble prensado son más raras y, por lo tanto, más valiosas. Califícala con cinco puntos si la silla es única e interesante a simple vista. De no ser así, no le asignes ningún punto.

  8. 8

    Suma los puntos que has anotado. Compara tu resultado con la calificación máxima de 17 puntos posibles. Si anotaste menos de 8 puntos es probable que la silla tenga poco valor para un coleccionista promedio. Si obtuviste de 8 a 12 puntos, es probable que ésta tenga un valor de rango medio. Si la calificación fue de 13 a 15 puntos, es probable que la silla sea de colección. En el caso de 16 a 17 puntos, podrías tener en tus manos un verdadero hallazgo. Si tú eres el dueño de una silla así, podría ser útil llevarla con valuador profesional para que la certifique. O si eres el comprador y el precio es menor de US$250, cómprala.

Consejos y advertencias

  • Las mecedoras que se consideran "grandes ganadoras" se presentan en subastas profesionales y tiendas con un precio de entre US$300 y US$500 y hasta más. Las sillas promedio tienen un valor de US$200 a US$300. Aquellas con puntuación más baja se cotizan entre US$50 y US$200. No pases por alto el valor de las piezas. Las partes buenas de una silla antigua de colección pueden ser más valiosas que una nueva e intacta.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media