Cómo usar el vapor en caso de tos

Escrito por allison horky | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar el vapor en caso de tos
Respirar el vapor con una toalla sobre tu cabeza ayuda a aliviar la congestión. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La mayoría de las toses son causadas por la garganta tratando de aflojar y despejar el moco que obstruye las vías respiratorias. Cuando el aire es forzado rápidamente a través de la garganta y de la boca, permite a los pulmones expulsar más aire. El vapor puede ayudar a romper el moco y te permite respirar más fácil, por lo que te hace toser menos. El vapor también humedece la nariz y la garganta, lo que ayuda a prevenir el agrietamiento y sangrado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toalla
  • Un recipiente grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Calienta el agua en la estufa en una tetera fácil de verte hasta que hierva.

  2. 2

    Vierte el agua caliente en un tazón grande, llenando el recipiente hasta la mitad. Colócalo sobre una superficie plana, como la mesa del comedor. Coloca una olla titular o una toalla doblada debajo de la taza para que el calor no dañe el cuadro.

    Cómo usar el vapor en caso de tos
    Usa una tetera para verter el agua caliente en tu recipiente para el vapor. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)
  3. 3

    Dobla la cara sobre el recipiente con agua. Coloca la toalla sobre tu cabeza, dejando que cuelgue a los lados de la cara y en los lados del tazón, atrapando tanto vapor como sea posible debajo de la toalla.

  4. 4

    Respira profundamente por la nariz, inhalando el vapor de agua en la garganta. Si tu cara está demasiado caliente bajo la toalla, tira hacia atrás los lados para dejar entrar un poco de aire fresco. Deberás sentir el vapor llenando tu nariz y la garganta, aflojar el moco y humedecer el tejido seco.

  5. 5

    Remplaza el agua con más agua caliente después después de cinco minutos, o tan pronto como se detenga la emisión de vapor.

Consejos y advertencias

  • Pararte en una ducha de agua caliente con la puerta cerrada también atrapa el vapor y ayuda a aflojar la mucosidad en la garganta.
  • Agregar cítricos, como el limón o lima, hace que el vapor sea fresco y refrescante.
  • Ten cuidado al verter el agua caliente, ya que puede salpicarte y quemar tu piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles