Cómo hacer que los vegetales parezcan flores

Escrito por sky martin | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que los vegetales parezcan flores
Haz una rosa con un nabo. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Las flores de vegetales son una de las formas más populares de realzar un plato principal o una ensalada. Incluso puedes tentar a los comensales exigentes a disfrutar de un bocadillo nutritivo cuando haces pequeñas flores con vegetales. Transforma vegetales comunes en elegantes flores comestibles y colócalos en una bandeja. Ofrece esos ramos vegetales a tu familia y amigos y deléitalos con tus nuevas habilidades. Algunos adornos de flores son muy fáciles de hacer, mientras que otros requieren paciencia y práctica para dominar la técnica.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tabla para cortar
  • Zanahorias
  • Cuchillo
  • Rociador
  • Rábano
  • Nabo
  • Colorante comestible rojo o amarillo
  • Bol pequeño
  • Fuente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Instrucciones

  1. 1

    Escoge los vegetales que usarás y lávalos muy bien bajo el grifo de la cocina. Usa papel de cocina para secarlos.

  2. 2

    Haz un pimpollo de zanahoria. Quita la piel de la zanahoria con un pelador de vegetales y corta los extremos. Corta la zanahoria en trozos de 1 pulgada (2,5 cm) de largo. Coloca cada trozo sobre una tabla para cortar con los extremos más anchos hacia arriba. Usa el cuchillo para ahuecar la forma de una X sobre los trozos, de modo que tengas muescas que parezcan 4 picos. Da forma a los picos de la X para que se vean como pétalos de flores. Talla el centro. Coloca los trozos de zanahoria en una olla con agua salada hirviendo por alrededor de 8 minutos. Las zanahorias deben estar firmes pero blandas. Ponlas en agua con hielo de inmediato y escurre bien. Adorna tus adorables flores de zanahoria con perejil.

  3. 3

    Haz una rosa de rábano. Corta los extremos del rábano. Corta una línea fina en un lado pero que no vaya más allá de la mitad del rábano. Repite la misma técnica con en otros tres lados del vegetal. Pon el rábano en un bol con agua fría de modo que los pétalos se abran ligeramente. Pincha la rosa de rábano con una brocheta de madera y colócala nuevamente en el bol con agua. Escurre bien antes de servir.

  4. 4

    Corta la parte superior de un nabo. Corta el extremo del vegetal hasta que éste quede plano. Coloca el rábano sobre la tabla de cortar con el lado plano hacia abajo. Corta el nabo en rodajas de 1/8 pulgada (3 mm) de espesor. Coloca 15 rodajas sobre una superficie plana de modo que los bordes de cada una se superpongan ligeramente. Enrolla las rodajas formando un rollo apretado y sostenlo. Corta con cuidado el extremo de tu rollo de nabo de modo que quede plano. Llena un bol pequeño con colorante comestible amarillo o rojo. Moja el extremo sin cortar de tu rosa de nabos en el bol y colócala en la fuente.

  5. 5

    Dispón el resto de tus flores de vegetales en una fuente como lo desees. Adorna las flores con perejil u hojas de espinaca. Agregar otros vegetales pequeños como tomates cherry le da un toque de color a la fuente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles