¿Qué vegetales no provocan gases mientras das pecho?

Escrito por natalie smith | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué vegetales no provocan gases mientras das pecho?
Algunos alimentos, como el brócoli, pueden causar gases en los bebés. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Muchas mujeres han escuchado sobre los efectos de dar pecho y beber alcohol, pero te sorprenderás al aprender que muchos de los alimentos que tú consumes también afectan al bebé. Como los adultos, cada bebé es diferente; la comida que afecta a un niño puede no afectar a otro. Sin embargo, algunos alimentos son más propensos a causar gases en algunos niños más que en otros.

Otras personas están leyendo

Vegetales que pueden no causar gases

Aunque cada bebé es diferente, los vegetales que no afecten tu estómago o te provoquen gases podrán ser más tolerados por el bebé aunque lo estés alimentando de pecho. Vegetales fáciles de digerir incluyen los no crucíferos como la lechuga, zanahorias, apio, quingombó, jitomates, alcachofa, nabos, calabaza, berro, col rizada, hojas de nabo, endivias, perejil, ejotes, habas, colinabo, espinaca y berenjena. Estos vegetales pueden producir menos gases así como los camotes y el calabacín.

Vegetales que pueden provocar gas

Muchos vegetales que te causan gases, también pueden molestar a tu bebé, como los jalapeños, las cebollas, los brócolis, la col, las coles de Bruselas, el maíz, el pepino o el ajo. Aunque los investigadores desacuerdan sobre si toda mujer debe evitar estos vegetales. Como los adultos, a algunos bebés les molestan algunos vegetales y a otros no. La mejor manera de saber qué afecta a tu bebé es mantener una alimentación diaria examinando qué comes unas horas antes o un día antes de que tu bebé empiece a presentar síntomas de incomodidad.

Reducir los gases en tu bebé

Si encuentras que una comida en particular está molestando a tu bebé, reduce o elimina el consumo hasta que destetes a tu hijo. No olvides hacer que repita después de cada alimento. Mantener al bebé recto por unos 30 minutos después de alimentarlo le ayudará a reducir los gases y a eruptar. Suavemente masajea el estómago y su espalda para ayudarlo con los gases. Algunos niños responden bien al acostarlos sobre su estómago por cortos períodos cuando tienen gases pero nunca dejes a un bebé menor de un año dormir sobre su estómago ya que esto puede incrementar el riesgo del SIDS (Sudden Infant Death Syndrome o Síndrome de Muerte Súbita del Lactante).

Cuando consultar un Pediatra

Si tu bebé tiene problemas crónicos o frecuentes con los gases o si está regurgitando grandes cantidades de leche después de alimentarlo, consulta al pediatra. Aunque puede estar bien, ya que los gases y los eruptos son normales, podría tener un problema serio como una alergia a la leche o reflujo gastrointestinal. Tu pediatra puede ayudarte a determinar la raíz del problema y aconsejarte en cómo proceder si se requiere tratamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles