Venas utilizadas en flebotomía

Escrito por beth celli | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Venas utilizadas en flebotomía
Los flebotomistas están capacitados para la extracción de sangre de las venas del cuerpo. (Blood test 2 image by Iosif Yurlov from Fotolia.com)

La flebotomía es el acto de tomar una muestra de sangre de la vena de un paciente para un análisis y examen de laboratorio. Es una parte crítica del cuidado de la salud en el mundo. Los flebotomistas son especialmente entrenados en esta técnica y tienen la capacidad de obtener sangre de varias venas diferentes del cuerpo. La sangre es por lo general extraída por las venas del brazo, aunque también pueden utilizarse las venas de la mano.

Otras personas están leyendo

Fosa antecubital

La fosa antecubital es el área del brazo cercana al codo. Esta área está al frente y debajo de la curvatura del brazo en el codo. Hay varias venas principales que corren a través de esta zona, cerca de la superficie. Puede ser difícil encontrar esas venas en algunos pacientes, especialmente si el paciente está deshidratado, es obeso y está bajo quimioterapia.

Las tres venas principales

Existen tres venas que son las más utilizadas en venopunción, o flebotomía. Estas son las venas cefálica, mediana cubital y basílica. Esas tres venas se localizan en el área antecubital. La vena cefálica se encuentra en el lateral o exterior del brazo. La vena mediana cubital, la preferible a utilizar, se encuentra cerca del centro, y la vena basílica está localizada en el interior, o parte media del área antecubital.

Mediana cubital

La vena mediana cubital es la vena preferida para flebotomía debido a que por lo general es mayor que las otras venas y más fija. Las venas se pueden mover, o rodar, lo que hace más difícil llevar a cabo la flebotomía. La mediana cubital está por lo general bien anclada, lo que hace menos probable que el paciente sienta dolor durante la flebotomía, o se formen moretones después.

Otras venas antecubitales

Las venas cefálica y basílica son únicamente utilizadas si la vena mediana cubital no se siente o de alguna manera está dañada. La vena cefálica es por lo regular la segunda opción, ya que está bastante bien anclada. Esta es con frecuencia la única vena que puede sentirse en pacientes que son obesos. La vena basílica es usada como una última opción. Ésta se rueda más fácilmente y corre directamente sobre un nervio y una arteria, haciendo que sea un área más peligrosa y dolorosa para utilizar.

Venas de la mano

A veces, ninguna de las venas de la fosa antecubital pueden sentirse. Incluso tampoco pueden utilizarse debido a una colocación intravenosa o lesión. Las venas de la mano pueden utilizarse si no es posible usar las venas antecubitales. Las venas de la mano y muñeca están generalmente cerca de la superficie, pero son proclives a moverse y rodar. Utilizar esas venas tiende a ser más doloroso para el paciente, ya que también hay nervios que corren a través de la mano. Si se utilizan esas venas, es importante anclar la vena con tu mano, manteniéndola en su lugar, cuando estás extrayendo sangre.

Otras venas

Las venas de las piernas, pies y tobillos, no pueden ser utilizadas sin permiso específico de un médico. Por lo general si se utilizan esas venas, el médico extraerá la sangre. Existe el riesgo potencial de que se formen coágulos cuando esas venas son utilizadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles