Cómo vender rápidamente tu casa cuando el mercado está lento

Escrito por kendall olsen | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo vender rápidamente tu casa cuando el mercado está lento
(Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Cuando las ventas caen y con ellas los precios de las viviendas, el mercado inmobiliario favorece a los compradores y perjudica a los vendedores. Puede resultar difícil realizar la venta de una casa cuando el mercado está saturado de ofertas y los precios están bajos. Pero a pesar de que vender en un mercado favorable al comprador no es fácil, es posible conseguirlo. Hay ciertas cosas que los propietarios pueden hacer para vender sus casas rápidamente sin sufrir grandes pérdidas. Si se toman unas cuantas medidas -efectivas, pero baratas-se conseguirá que la propiedad resulte más deseable y valiosa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Acceso a Internet
  • Un agente inmobiliario de confianza

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Haz en tu casa las reparaciones que sean necesarias. Los compradores de hoy en día tienen que vérselas con las ejecuciones hipotecarias y además con las reformas. Las viviendas deben tener un aspecto cuidado y todas las reparaciones hechas. Arregla esa escalera que cruje y las goteras del techo. Corrige la humedad del sótano y no olvides reparar la tarima y los interruptores. Vuelve a pintar las paredes y los marcos de las puertas para darle a la casa un nuevo aspecto.

  2. 2

    Mejora la impresión que produce la casa desde la calle. Muchos compradores primero ven las propiedades por Internet o pasan con su vehículo por delante antes de decidirse a entrar. La apariencia de la vivienda debería ser lo más sugerente posible para atraer a los posibles compradores a su interior. Es importante que el césped esté cortado, que el jardín esté ordenado y que su diseño sea atractivo. Repara los daños visibles del césped y del jardín utilizando tepes, plantando arbustos o plantas de rápido crecimiento, y recortando y delimitando con cuidado las zonas ajardinadas. Quita los trastos viejos y esconde los cubos de reciclado y basura. Vuelve a pintar las molduras y retoca los escalones de cemento. Dale a la puerta de entrada una nueva mano de pintura, compra un buzón nuevo y busca un letrero con el número que sea atractivo.

  3. 3

    Prepara la casa para ser vista. Puedes hacerlo tú mismo o contratar a un profesional experto para que sea él quien cree una atmosfera acogedora. Si ya te has mudado y te has llevado tus muebles, alquila algunos. A los compradores les gusta imaginar que hay gente viviendo en las propiedades que visitan, razón por la cual las casas modelo están amuebladas. Evita el desorden y el exceso de mobiliario. En su lugar, pinta las superficies, limpia los muebles y añade una iluminación adecuada donde sea preciso. Elimina cualquier toque personal -fotos de familia, diplomas o trofeos- y haz que la casa resulte un lugar atractivo para cualquier persona.

  4. 4

    Procura que no haya mascotas en la casa. Búscales alojamiento o envíalas a vivir con familiares antes de comenzar el proceso de venta. Los dueños no siempre notan el olor de sus mascotas, pero los compradores, sí. Retira del lugar los animales (y cualquier huella de ellos) de forma permanente.

  1. 1

    Pon atención al elegir un agente. Busca en carteles publicitarios, anuncios clasificados y revistas inmobiliarias locales donde se anuncien agentes inmobiliarios. Elige uno de alto nivel que haya demostrado tener éxito vendiendo casas y que sepa mucho sobre bienes raíces. Debería ser capaz de vender la mayor parte de las propiedades en tres o cuatro meses. Lee los comentarios de los clientes por Internet, pide recomendaciones a amigos y familiares, y busca profesionales que ganen premios. Consigue un agente profesional, con un plan de mercadotecnia viable que incluya el procedimiento de puertas abiertas para atraer al mayor número de compradores posible. Tienes que hallar uno que haga lo preciso para obtener resultados. Si encuentras un profesional con experiencia en la venta de casas en el mercado de tu zona, seguro que le pondrás a tu vivienda el precio correcto.

  2. 2

    Ponle un precio adecuado a la casa. Debes estar dispuesto a venderla a precio de mercado o algo más barata. Las casas demasiado caras no se venden en un mercado de compradores. Si necesitas vender la vivienda rápidamente, no será posible obtener un gran beneficio. Sé flexible y predisponte a aceptar ofertas más bajas de lo que esperabas. Busca la manera de recuperar los fondos necesarios, pero no esperes que las ganancias sean grandes.

  3. 3

    Mantén un horario abierto y asegúrate de que tu casa está lista para ser mostrada en todo momento. Dales facilidades a los posibles compradores para que puedan verla. Haz las camas cada mañana y limpia antes de dejar la vivienda por si acaso alguien quiere verla mientras estás fuera. Los fines de semana o por las tardes, estate preparado para salir en cualquier momento con el fin de que los agentes puedan enseñar tu casa siempre que un cliente quiera verla.

  4. 4

    Permite al agente hacer buenas ofertas en tu nombre. Ofrece a los compradores una cantidad de dinero en efectivo como gastos de escrituración, pagos o una entrega inicial que se ajuste a sus programas de préstamo. Sé creativo para atraer a los compradores. Ofrece emplear ese dinero para ayudar con la decoración, pagar la hipoteca unos cuantos meses o liquidar deudas.

Consejos y advertencias

  • Los vendedores motivados consiguen que la transacción sea mucho más fluida, ya que están dispuestos a aceptar ofertas y se muestran más flexibles en asuntos que no son fundamentales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles