Ventajas de la calefacción radiante o calefacción con centro de cerámica

Escrito por mary schultz | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ventajas de la calefacción radiante o calefacción con centro de cerámica
Hay diversos tipos de calefacción. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Los calefactores radiantes, también conocidos como calefactores de radiación infrarroja, y los calefactores de centro de cerámica son dos de las variedades de los calefactores portátiles eléctricos. Ambos muestran algunas coincidencias en sus definiciones y sus ventajas. Los calefactores de cerámica ciertamente irradian calor y es por eso que son radiantes. Los dos pueden tener un ventilador que les permita funcionar por convección, lo que significa aire en movimiento. Ambos ofrecen la ventaja de calefaccionar un espacio cerrado en vez de una casa completa.

Otras personas están leyendo

Portabilidad

Los calefactores portátiles radiantes pueden ser fáciles de trasladar. Algunos vienen con una manija incluida, haciendo de la unidad liviana fácil de desenchufar, recoger y llevar a otra habitación. Los calefactores de cerámica portátiles también son compactos. Algunos calefactores con centro de cerámica vienen montados en rueditas para que el calefactor pueda rodarse con facilidad de habitación a habitación. El espacio de ventilación requerido que rodea a la calefacción también es pequeño, de un radio de alrededor de 2 pies (0,60 metros). El espacio que se necesita para rodear otros calefactores radiantes de tamaño comparable pueden ser más grandes, así que siempre deberías revisar las pautas del fabricante.

Respuesta rápida

Los calefactores radiantes funcionan en base al principio de la línea de visión. Básicamente, mientras una persona más se acerque a la fuente de calor radiante, más calor sentirá. Como ejemplo, algunos calefactores radiantes que se emplean para calentar talleres o áreas de exteriores de restaurantes poseen un domo de metal parabólico reflectante o carcasa encima del elemento de calefacción. El domo refleja el calor que se eleva que, a su vez, incrementa la sensación de calidez inmediata directamente bajo de la casa. Cuando la calefacción se enciende, el calor se irradia casi de forma instantánea.

Calor que permanece

Un calefactor con centro de cerámica contiene platos de cerámica y deflectores de aluminio para controlar y mantener el flujo de calor. La electricidad pasa a través de los componentes de la cerámica y luego es absorbido por los deflectores de aluminio. Si el modelo tiene un ventilador, éste le agrega movimiento al aire calentado, soplándolo dentro y alrededor de la habitación. A diferencia de otros calefactores radiantes, que poseen un lazo o bucle calentado de metal que se enfría rápidamente cuando se detiene la electricidad, el calefactor con centro de cerámica tarda más en enfriarse. Una vez que los platos de cerámica se calientan, el calor persiste.

Características de seguridad

A comparación de otros calefactores portátiles eléctricos, la temperatura en general de operación de los calefactores con centro de cerámica es relativamente baja. Muchas unidades tienen una característica de seguridad incluida que causa una reducción en el flujo de electricidad cuando la temperatura se eleva a los 380 grados Fahrenheit (193,3 grados Celsius), reduciendo el riesgo de incendio. Ambos calefactores, los de cerámica y los calefactores portátiles sin centro de cerámica suelen incluir un sensor de corte que detiene el calentador en caso de que se vuelque.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles