Ventajas de los castigos físicos en las escuelas

Escrito por shailynn krow Google | Traducido por guido grimann
Ventajas de los castigos físicos en las escuelas

Algunas escuelas aún permiten a los maestros a usar el castigo físico.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

El castigo físico es una forma de castigo físico que se establece por romper las reglas. En el ámbito educativo, el castigo físico es impartido por un maestro o funcionario escolar para los casos en que un alumno viola un conjunto particular de reglas. Aunque hay numerosas organizaciones y grupos de padres en contra del uso de castigos físicos, existen ventajas de su uso.

Otras personas están leyendo

Impide que los estudiantes se comporten de forma equivocada

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Es difícil negar el hecho de que el castigo físico es una forma de castigo que el receptor encontrará desagradable, tanto los niños más pequeños como los más crecidos. Aunque esto pueda no parecer una ventaja, es un castigo que disuadirá a los niños de tener malas conductas, para así evitarlo. Los castigos tales como ir a la oficina del director no suelen disuadir a un niño de tener un mal comportamiento; el conocimiento respecto a que va a recibir un castigo doloroso sí lo hará. Debido a su naturaleza desagradable, muchos estudiantes que se portan mal no volverán a hacerlo por temor a recibir tal castigo. Otros estudiantes que observen este castigo también se abstendrán de las malas conductas por temor a recibirlo ellos mismos.

Enseña disciplina

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Algunos niños vienen de familias que son demasiado permisivas. En esos casos, el niño se comporta de forma inadecuada en las aulas y actúa inapropiadamente porque no conoce una actitud mejor o no entiende que hay consecuencias resultantes de ciertas acciones. El castigo físico en las escuelas es un tipo firme de disciplina que enseña a los niños a distinguir entre el bien del mal y las consecuencias por el mal comportamiento.

Sin suspensiones

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Las escuelas que todavía utilizan el castigo físico lo hacen en lugar de las suspensiones. La suspensión de un estudiante que se ha comportado mal incluso puede ser considerada como una recompensa, ya que se le permite dejar el ambiente del aula y de la escuela y quedarse en casa durante varios días.

Evita que el padre tenga que abandonar su trabajo

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Cuando las escuelas optan por enviar a un niño a casa por el día, sus padres tienen que dejar el trabajo para ir a recogerlo. Esto significa que los padres pueden perder días de trabajo e ingresos cada vez que su niño tiene un mal comportamiento. El castigo físico se lleva a cabo en la escuela a manos de un maestro o el director y no requiere que los padres tengan que abandonar sus puestos de trabajo. Después del castigo, el niño regresa al salón de clases y termina la jornada en la escuela.

No hay interrupciones durante el aprendizaje

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

A diferencia de la detención o de ser enviado a la oficina del director, el castigo físico limita la cantidad de tiempo que pierde el estudiante fuera de sus lecciones. Los estudiantes que son enviados a la oficina del director pueden estar fuera durante buena parte del día perdiendo una gran cantidad de tiempo de clase, mientras que los estudiantes que reciben castigos físicos vuelven a sus tareas inmediatamente.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media