Las ventajas de comer remolachas

Escrito por m.h. dyer Google | Traducido por carolina bobadilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las ventajas de comer remolachas
Las remolachas más tiernas miden menos de 2 ½ pulgadas (6,4 cm) de diámetro. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

No es difícil encontrar razones ventajosas para comer remolacha, esos tubérculos de colores brillantes llenos de sabor y nutrición. A diferencia de la mayoría de las hortalizas de raíz, se puede comer tanto la raíz de remolacha como las copas de hoja verde. La remolacha en conserva es conveniente, pero las remolachas frescas - disponibles en la mayor parte de la primavera y el verano - proporcionan un color, sabor y nutrición superiores.

Otras personas están leyendo

Nutrición

Los alimentos que tienen colores brillantes u oscuros, como la remolacha, contienen cantidades abundantes de beta-caroteno, que se convierte en vitamina A en el cuerpo. La vitamina A, un poderoso antioxidante, promueve una vista y piel saludable, y puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Las remolachas también contienen potasio: media taza de remolachas cocidas contienen una cantidad de potasio equivalente a un plátano. Al igual que los tomates y otras verduras rojas, las remolachas son ricas en licopeno, una sustancia que puede reducir el riesgo de cáncer de próstata y otras formas de cáncer. Las hojas de remolacha tienen un alto contenido de vitamina C y otros nutrientes.

Versatilidad

Cocina la remolacha utilizando una variedad de métodos sencillos, como hervir, cocer al vapor, hornear, saltear, asar o cocinar en el microondas. Sirve las remolachas cocidas con mantequilla derretida, o combínalas en sopas, guisos y otros platos calientes con una variedad de verduras, carnes o condimentos. Preserva la remolacha por congelación o enlatándolas, o crea remolachas ácidas encurtidas en vinagre. La remolacha cruda rallada le da un toque especial a una ensalada verde.

Facilidad de preparación

Las remolachas se preparan fácilmente para ser cocinadas. Lo más importante es que te abstengas de pelar las remolachas antes de cocinarlas, ya que pelar permite el escape de sus jugos, lo que resulta en una remolacha sosa e incolora. En cambio, lava las remolachas con agua fría utilizando un cepillo suave. Ten cuidado de no perforar la piel. Una vez que las remolachas se cocinen y se enfríen un poco, puedes pelarlas fácilmente. Del mismo modo, deja alrededor de 2 pulgadas (5 cm) de tallo, ya que quitar el tallo también causa que los jugos se escapen.

Hojas de remolacha

Las hojas de remolacha, que a menudo acaban en el contenedor de basura o cubo de compostaje, son casi tan versátiles y deliciosas como la raíz de las misma. Las hojas de remolacha salteadas en un poco de aceite de oliva o mantequilla, y coronadas con una pizca de sal y pimienta, hacen un plato sencillo. Mezcla hojas crudas de remolacha con una ensalada mixta, hierve o plancha al vapor hasta que estén crujientes o coloca las verduras en un poco de agua y cócelas en el microondas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles