Ventajas de convertirte en un pediatra

Escrito por christine kukka
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ventajas de convertirte en un pediatra
La pediatría exige verdadera empatía con los niños. (Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images)

La pediatría es una especialidad que exige gran vocación. Además de un genuino gusto por los niños, también debes tener capacidad de pedagogo y habilidades de psicólogo para ejercerla. Tienes que tratar con la angustia de los padres, especialmente si son muy inexpertos. En contrapartida, la pediatría te brinda la posibilidad de estar en contacto cercano con los pequeños, algo que suele ser muy estimulante y permite desarrollar los más grandes valores de la medicina.

Otras personas están leyendo

Volver a ser niños

Un pediatra tiene que aprender a trabajar con el niño que lleva dentro de sí mismo. Para entenderse con los pequeños, se ve obligado una y otra vez a ponerse en su nivel de comunicación y de sensibilidad. El niño tiene una forma desprevenida e inocente de ver la vida, su propio cuerpo, su salud y el pediatra debe ser capaz de interpretar sus mensajes. Para lograrlo, continuamente debe ejercitar una empatía auténtica y profunda con la infancia.

Ventajas de convertirte en un pediatra
El pediatra debe volverse también niño para comunicarse con sus pacientes. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Las ocurrencias

Dicen que no hay día en que un pediatra no tenga motivos para reír. La mentalidad de los niños es fantasiosa y por eso explican su situación de salud de maneras francamente ingeniosas. También suelen expresar sus afectos con toda espontaneidad y por eso no es raro que hagan un dibujo para su pediatra o le obsequien con dulces, abrazos o besos. El niño siempre está proponiendo juegos y si el pediatra es suficientemente abierto, disfrutará mucho de ello.

Ventajas de convertirte en un pediatra
Los niños expresan sus emociones con transparencia. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Salud preventiva

La pediatría es una de las ramas de la medicina en donde lo preventivo adquiere un valor decisivo. Por eso el trabajo con los niños no solo involucra su cuidado y atención en el momento en que estén enfermos, sino que incluye una labor de educación permanente, tanto con ellos como con sus padres. A tempranas edades es mucho más fácil crear hábitos saludables y redireccionar aquellas conductas que causen algún tipo de daño.

Ventajas de convertirte en un pediatra
En pediatría se ejerce plenamente la salud preventiva. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Optimismo

Pocos especialistas como los pediatras tienen tantos casos de éxito sucesivos. Los pequeños pacientes tienen mucha mayor probabilidad de mejorar que los enfermos de otras edades. Así como un niño puede enfermar y agravarse de manera relativamente rápida, también su organismo está en capacidad de reaccionar con fortaleza para enfrentar cualquier mal. Aunque algunos niños mueren, proporcionalmente el número es mucho menor que en los adultos. Esto le permite al médico tener una visión optimista de su profesión.

Ventajas de convertirte en un pediatra
Los niños se recuperan más fácilmente que los adultos. (David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

El futuro

La atención en salud a un niño siempre tiene una perspectiva futurista. No se le atiende solo para el hoy, sino que siempre se piensa en el horizonte que está por venir. El pediatra sabe que su intervención del presente tendrá consecuencias positivas en el futuro, en muchos casos definitivas para la vida de esa pequeña persona. El futuro en pediatría es un sinfín de posibilidades, mientras que en otras ramas de la medicina tiene un carácter más limitado.

Ventajas de convertirte en un pediatra
En la pediatría se siembra futuro. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles