Ventajas y desventajas de las casas rodantes modelo clase C

Escrito por william jensen | Traducido por vanesa sedeño
Ventajas y desventajas de las casas rodantes modelo clase C

Los modelos clases C son similares a los camiones caja.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La casas rodantes clase C son más grandes que otros modelos de vehículos recreacionales, aunque existen algunos más grandes. Los modelos clase C no necesitan ser remolcados por otro vehículo, contienen el compartimento del motor incorporado y una cabina similar a la de un camión o una furgoneta. Varias marcas ofrecen este tipo de casas rodantes; algunas funcionan con gasoil y otras con nafta. En comparación con los vehículos recreacionales clase A y B, las características de las casas rodantes C tienen sus pros y contras.

Otras personas están leyendo

Seguridad

Teniendo en cuenta las diferencias en las zonas de impacto y el número de pasajeros que caben en las casas rodantes, es importante comparar la seguridad de las diferentes clases de vehículos recreacionales. De acuerdo con la información del Grupo de consumidores RV, los modelos clase C ofrecen mayor seguridad que los de clase A; en gran parte, esta ventaja se debe al diseño de la cabina estilo furgoneta, que reduce la posibilidad de sufrir lesiones durante un accidente automovilístico. Además, es más fácil manejar una casa rodante clase C que los grandes vehículos recreacionales, lo cual, en primer lugar, ayuda a prevenir accidentes. Sin embargo, maniobrar un modelo clase C implica una mayor dificultad que conducir un vehículo más pequeño clase B.

Combustible

Cualquier modelo de casa rodante consume una gran cantidad de combustible, pero los vehículos de clase C gastan mucho menos combustible que los modelos “autobus” clase A. Algunos modelos clase C viajan hasta 13 millas por galón (5,53 kilómetros por litro) más que los de clase A, según lo indica Roaming Times. Por ejemplo, tomando en cuenta que el costo del combustible para un viaje de 1200 millas (1930 km) sería, en promedio, de US$ 4 por galón (US$ 15 por 3,80 litros), un vehículo clase A gastaría unos 185 galones (700 litros), mientras que un modelo moderadamente eficaz clase C consumirá alrededor de 67 galones (254 litros); por consiguiente, con este último vehículo gastarías aproximadamente US$ 1761 menos.

Espacio

Las casas rodantes clase C tienen ventajas y desventajas con respecto al espacio para los pasajeros y el espacio de carga; de manera significativa, proporciona más espacio de carga que las de clase B, pero en comparación con el espacio interior de las casas rodantes clase A, la cuestión es debatible. Aunque los vehículos clase A son más largos, por lo general, los modelos C tienen espacios de descanso para más pasajeros, de acuerdo con Recursos JR para el consumidor. Los vehículos recreacionales C cuentan con una cama sobre la cabina del conductor, a diferencia de los modelos clase A y B; esto brinda un espacio de descanso adicional sin aumentar la longitud del vehículo. Sin embargo, este modelo requiere mucho más espacio de estacionamiento y garaje en comparación con las casas rodantes clase B.

Costos

Aunque son bastante costosas, en comparación con otros tipos de casas rodantes, las de clase C son favorables en cuanto al precio de compra, ya que cuestan mucho menos que una de clase A, según la información de Recursos JR para el consumidor. Además, si el precio es bajo implica un menor costo de impuestos y seguro. Poulsbo RV indica que las de clase C suelen proporcionar más espacio interior por menos cantidad de dinero que las casas rodantes clase B.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media