Las ventajas y desventajas de los desiertos

Escrito por steve johnson | Traducido por gloria soto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las ventajas y desventajas de los desiertos
Los desiertos tienen más fluctuaciones de temperatura que cualquier otra comunidad ecológica o bioma. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

El desierto tiene el clima más seco entre todos los biomas, recibiendo menos de 20 pulgadas (508 mm) de lluvia cada año. Los desiertos cubren una quinta parte de la superficie del planeta y se encuentran en su mayoría entre 20 y 30 grados de latitud Norte y Sur, donde el aire ecuatorial que cae hacia la superficie de la tierra provoca la reducción significativa de la precipitación. Hay cuatro tipos principales de desiertos: calientes y secos, semiáridos, costeros y fríos, dependiendo de su ubicación general y la proximidad a las cadenas montañosas, así también de la presión atmosférica en general.

Otras personas están leyendo

Ventaja: Hábitat para la flora y la fauna especialmente adaptada

El desierto es el hábitat de un grupo diverso de plantas y animales especialmente adaptados para la supervivencia en el desierto mediante el uso eficiente del agua. Las características de las plantas especializadas incluyen a las hojas gruesas y cerosas, y a los grandes sistemas de raíces o de almacenamiento de agua, todo lo cual contribuye a una alta resistencia a la sequía. Los ejemplos de las plantas que prosperan en el desierto incluyen a varias especies de cactus, tunas, yucas y pitas. Una combinación de rasgos evolutivos únicos, tanto físicos como de comportamiento, posibilita la supervivencia de los animales en el desierto. Los ejemplos incluyen a las grandes orejas de las liebres para la regulación del calor, la hibernación del sapo pata de pala durante los meses más secos, y la reproducción acelerada entre varios insectos y anfibios del desierto. Varias especies son nocturnas, lo cual les permite un mejor uso de las horas más frescas del desierto.

Ventaja: La abundancia de nutrientes del suelo

Debido a que la mayoría de los desiertos recibe muy poca o ninguna lluvia, y no contiene agua subterránea, los suelos tienen concentraciones relativamente bajas de sal, una característica muy favorable para el crecimiento de las plantas del desierto. Dependiendo del tipo de desierto, los tipos de suelo varían desde las arenas de textura fina hasta la grava y rocas sueltas. El suelo del desierto mantiene una abundancia de nutrientes debido a las cantidades mínimas de precipitación y escorrentía superficial, y por lo tanto se presta fácilmente al uso agrícola, siempre que se provea un sistema de riego eficiente.

Desventaja: La falta de agua

La falta de agua, la desventaja más evidente de los desiertos, en general resulta de los efectos combinados de la insuficiencia de las precipitaciones y la evaporación rápida del agua por las masas de tierra cercanas. La tasa de precipitación rara vez excede a la velocidad de evaporación, y no es raro que la lluvia se evapore incluso antes de llegar al suelo. El desierto de Atacama, en Chile, conocido como el lugar más seco de la Tierra, recibe menos de 1 pulgada (25 mm) de lluvia por año (en algunos años prácticamente no se registran precipitaciones en absoluto) a causa de la obstrucción y el desvío de la humedad producido por los Andes y las cordilleras de la costa chilena. Aunque son bastante estacionales, las precipitaciones del desierto son impredecibles y muy localizadas.

Desventaja: Condiciones climáticas extremas

En comparación con las regiones más húmedas, los desiertos carecen de los efectos amortiguadores de temperatura producidas por el vapor de agua, exponiéndolos a más del doble de la cantidad de radiación solar durante el día y a la pérdida de casi el doble del calor durante la noche. Las temperaturas extremas diarias en los áridos desiertos llegan hasta 130 grados Fahrenheit (54 grados Celsius) durante el momento más caluroso del día, y se desploman por debajo del punto de congelación en algunas localidades. Otras alteraciones climáticas menos frecuentes son los incendios repentinos y las lluvias torrenciales que causan inundaciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles