Ventajas y desventajas de los impuestos directos

Escrito por robert vaux | Traducido por eliana belen doria
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ventajas y desventajas de los impuestos directos
Los impuestos directos proporcionan beneficios tangibles, pero también presentan algunas desventajas. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Los impuestos directos son aquellos que se pagan directamente en la agencia de cobro, tales como el Servicio Interno de Ingresos (IRS por sus siglas en ingles) o la junta de impuestos estatales. Se diferencian de los impuestos indirectos debido que no interviene un tercero (como por ejemplo los impuestos de ventas). Eso los hace más sencillos que los impuestos indirectos, dado que se involucran un menor número de entidades y el dinero de los impuestos viaja a menos lugares antes de llegar a su destino. Los impuestos directos proporcionan beneficios tangibles, pero también presentan algunas desventajas.

Otras personas están leyendo

Transparencia

Los impuestos directos son impuestos transparentes, lo cual significa que la persona que paga el impuesto sabe exactamente cuánto está pagando y a qué organismo específico se dirige su dinero. Esto hace que la agencia tributaria sea más responsable ante las personas a las cuáles les cobran los impuestos, ya que el contribuyente no tiene que seguir el movimiento del dinero a través de un tercero. Además, permite que los contribuyentes detecten las discrepancias más fácilmente, ya que puede identificarlas a través de sus propios registros y señalar las mismas a la entidad recaudadora.

Progresivo

Los impuestos directos tienden a ser más progresivos, dado que las cantidades tienen escalas para reflejar los ingresos de una persona. Por ejemplo, alguien que trabaja en un nivel de pobreza paga un porcentaje menor de sus ingresos en impuestos que un millonario. Los impuestos indirectos, como los impuestos de ventas, cobran la misma cantidad a cada uno, lo cual se come un porcentaje mayor de los ingresos de una persona pobre que los de una persona rica. Esto es especialmente cierto en el caso de elementos esenciales tales como alimentos o gasolina, necesarios para que todo el mundo pueda funcionar en la sociedad.

Gastos

Una desventaja importante de los impuestos directos es que cuesta más administrarlos que los impuestos indirectos. Con un impuesto indirecto, el gobierno sólo tiene que cobrarle el impuesto a un tercero, como el negocio en el caso de los impuestos sobre las ventas. Por otro lado, un impuesto directo a la renta generalmente se aplica a una población entera, en vez de a un porcentaje de ella. Eso requiere más horas de trabajo para cobrar un impuesto, más papeleo para realizar el seguimiento de los mismos y más espacio (tanto de equipamiento como práctico) para almacenarlo.

Impedimentos

Los impuestos directos también tienden a disuadir a los contribuyentes de ahorrar e invertir. Cuando los impuestos son pagados directamente, el consumidor no tiene ninguna razón para no utilizar el resto de su dinero para realizar compras. En cambio, los impuestos indirectos se pueden unir a los bienes de consumo, y este precio más alto puede alentar a los consumidores a posponer sus compras y ahorrar su dinero. Los gobiernos pueden usar esto para incentivar a los ciudadanos a que adopten ciertas prácticas, y en el proceso, ayudan a mantener la economía de la nación saludable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles