Ventajas y desventajas de vivir en el extranjero

Escrito por caro smith | Traducido por mario francia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ventajas y desventajas de vivir en el extranjero
Como todo en la vida, vivir fuera tiene pros y contras.

Hay muchas razones por las que una persona puede terminar en el exterior: el servicio militar, las exigencias del trabajo, el matrimonio y la educación superior, por nombrar algunos. Es una actividad muy interesante, pero puede ser desalentadora, también. Hay pros y contras de ser un inmigrante, así que asegúrate de sopesar cada lado antes de dar el gran paso.

Otras personas están leyendo

Cultura

En primer lugar, al adaptarte al nuevo país puedes encontrarte con muchos obstáculos al tratar de acostumbrarte a una cultura diferente. Todo, desde el tipo de cambio hasta las fiestas nacionales y el clima te tomará algún tiempo para acostumbrarte. Tendrás que adaptarte a las costumbres sociales de la gente, las horas de las tiendas, la ética de trabajo, la cocina, etc. Por otra parte, puedes terminar prefiriendo algunas de las costumbres de tu nuevo país que las tuyas propias y tener que apreciar de manera distinta los convencionalismos que previamente desconocías.

Distancia

La nostalgia es una queja común entre los nuevos inmigrantes. Muchos dicen que se necesita un máximo de dos años para asimilar plenamente una nueva cultura y disminuir los sentimientos de soledad. Dependiendo de tu situación financiera y la distancia que te separe de tu familia y amigos en casa, las visitas pueden ser pocas y distantes entre sí. Afortunadamente, la tecnología puede ayudarte a encontrar la solución con tus seres queridos, ya sean llamadas telefónicas, correo electrónico, sitios de redes sociales y el empleo de cámaras web. Sin embargo, si no tienes muchos lazos en tu país de origen, tu traslado al extranjero puede darte ese nuevo comienzo que estés deseando.

Lenguaje

Es muy difícil vivir en el día a día si tus habilidades de comunicación están limitadas por un lenguaje que desconoces. Si te mudas a un país donde tu idioma nativo es distinto al que se habla (o si no lo hablas en absoluto), tendrás que empezar a aprenderlo de inmediato. Incluso si compartes la lengua en tu nuevo país, puedes sorprenderte por la confusión que todavía puedes enfrentar. Por ejemplo, puedes hablar inglés americano y mudarte al Reino Unido o Australia. Aunque el lenguaje sea técnicamente el mismo, encontrarás que muchas palabras tienen diferentes significados en inglés británico e inglés australiano.

Ubicación

Tu nuevo país puede ser muy conveniente para algunas cosas y muy incómodo para otras. Por ejemplo, si te mudas a Europa tendrás varios países a los que puedes viajar en un día o menos en vehículo. Muchas lenguas y culturas serán fácilmente accesibles para ti y puedes viajar fácilmente a muchos lugares a los que es posible que sólo hayas soñado antes, pero que se te negaban por las finanzas y el tiempo. Al mismo tiempo, si te has trasladado a una isla como Irlanda o Hawai, la lejanía de su ubicación significa precios más altos para los bienes, ya que se necesitarás más tiempo y esfuerzo para enviarlos allí.

Empleo

Desde el tamaño de tu currículum vítae hasta la elección de ropa para la entrevista,  tendrás que investigar las convenciones culturales en tu nuevo hogar para buscar empleo. Es especialmente importante que averigües cómo vas a abordar los impuestos para evitar problemas legales. Si estás acostumbrado a una cultura con una elevada tasa de empleo, podrías frustrarte por la tasa de desempleo local (por ejemplo, en Cerdeña es 19% y en Kenia, 40%). O pudiera ocurrir que en tu campo de trabajo tengan mejores oportunidades en tu nuevo país, ofreciéndote algo de lo que no te habías dado cuenta antes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles