Las ventajas de ser un líder carismático

Escrito por sheryl faber | Traducido por sofia loffreda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las ventajas de ser un líder carismático
Un líder carismático hace sentir a sus empleados que tienen algo especial. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Ser un líder carismático tiene muchas ventajas. Los empleados disfrutan trabajar para alguien con habilidades verbales y de escucha que los hagan sentir importantes y necesarios para el éxito de una organización. Dicho líder fomentará y aplaudirá a sus empleados, incluso cuando los tiempos son difíciles y les proporcionará incentivos para que se destaquen.

Otras personas están leyendo

Apoyo a los empleados

Un gerente carismático tiende a inspirar, motivar y mejorar al empleado promedio. Sus personalidades magnéticas encienden un fuego en los trabajadores normalmente complacientes y perseverantes y puede producir resultados que otros gerentes, a veces con más experiencia, son capaces de producir. Los empleados sienten que sus opiniones y preocupaciones son importantes con un líder carismático, por lo tanto, van a ser más felices en su posición y se esforzarán por sobresalir.

Mejor ambiente de trabajo

Los líderes carismáticos hacen que el lugar de trabajo sea más desafiante e interesante por su personalidad, entusiasmo, impulso y expectativas. Venir a trabajar será mucho más atractivo que trabajar para un supervisor aburrido, orientado en los resultados. Los administradores carismáticos suelen ser las porristas de una organización, fomentando a los empleados a obtener más victorias dentro de la estructura de la empresa. El medio ambiente de un líder carismático es en general es menos estresante y más propicio a la productividad.

Las ventajas de ser un líder carismático
Los gerentes carismáticos hacen que el ambiente de trabajo sea más divertido y tentador. (Ciaran Griffin/Lifesize/Getty Images)

Ejemplo de liderazgo para los empleados

Los empleados reconocerán gran parte de la actitud hacia el trabajo, la confianza, el optimismo y las expectativas personales altas que lleva a cabo la gestión. Muchos empleados pueden llegar a convertirse en grandes líderes si alguien a cargo tiene un interés especial en su potencial de crecimiento y promoción.

Mayor producción

Ser un gerente carismático hará que los empleados quieran hacer lo mejor. El absentismo, la tardanza, las actitudes pobres y la baja calidad del trabajo disminuirán o incluso desaparecerán cuando los empleados tengan un líder admirable y de confianza. La rotación se ralentizará, lo que resulta en menos entrenamiento necesario y más producción. Los empleados harán todo lo posible para mostrar apoyo y lealtad a la empresa, incluso en tiempos difíciles y se quedarán en la empresa si trabajan bien con su supervisor.

Oportunidades de crecimiento

El director carismático reconocerá los logros positivos de sí mismo o de la empresa a los dueños superiores. Las oportunidades para el crecimiento y la promoción mejorarán sobre todo si este gerente tiene el apoyo de los empleados y ha demostrado habilidades excepcionales de liderazgo y calidad. El liderazgo carismático es muy valorado por muchas empresas, y las oportunidades de ascenso se incrementan en las carreras de alto contacto con el cliente, como las ventas y de la industria de la hospitalidad, donde estas habilidades sociales pueden ser utilizados en gran medida para el beneficio de la organización.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles