Cómo ventilar un dormitorio

Escrito por chyrene pendleton | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ventilar un dormitorio
Coloca plantas de interior en tu dormitorio para ayudar a circular y limpiar el aire. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Dado que pasas alrededor de un tercio de tu vida durmiendo, la circulación de aire fresco en tu dormitorio puede beneficiar el sueño y evitar problemas de salud atribuidos a los contaminantes. Los virus, el moho, los ácaros y los hongos se acumulan cuando las ventanas y puertas del dormitorio se mantienen cerradas. Incluso la alfombra de una habitación contiene ácaros, químicos y alérgenos que son liberados en el aire cuando aspiras. Saber cómo ventilar tu dormitorio puede mejorar tu salud y tu sueño.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Protección para ventanas
  • Purificador de aire
  • Filtros HEPA
  • Gafas protectoras
  • 1 taza de cloro común
  • 1 galón (4 litros) de agua de grifo
  • Balde
  • Rociador
  • Toallas húmedas
  • Agua tibia
  • Colchón de látex natural
  • Colchón de algodón (opcional)
  • Protector de látex
  • Protector de 100 por ciento lana (opcional)
  • Cobertores de colchones y almohadas orgánicos con cremallera
  • Plantas de interior

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Deja correr el aire

  1. 1

    Abre todas las ventanas del dormitorio para airear la ropa de cama y la habitación.

  2. 2

    Coloca protectores o filtros en las ventanas para evitar que entren el polen y los alérgenos si eres alérgico.

  3. 3

    No hagas la cama inmediatamente después de levantarte sino más tarde. Esto permitirá que la ropa de cama se ventile más.

    Purificadores de aire

  1. 1

    Coloca un purificador de aire con filtros HEPA (siglas en inglés por High Efficiency Particulate Air, Partículas de aire de alta eficiencia) en tu dormitorio. Los filtros HEPA trabajan capturando el 99,97 por ciento de las partículas de 3 micrones o más grandes. Esto incluye polen, esporas de moho, polvo y caspa de animales, según lo expresa la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).

  2. 2

    Reemplaza los filtros del purificador al menos una vez al año o tan a menudo como recomiende el fabricante.

  3. 3

    Elimina el moho u hongos existentes del dormitorio colocándote gafas protectoras y guantes de látex y mezclando una solución de 1 taza de cloro normal con 1 galón (4 litros) de agua de grifo en un balde. Vierte un poco de la solución en un rociador y rocía las paredes del dormitorio y las zonas que contienen moho u hongos. Deja reposar la solución por 15 minutos y enjuaga con una toalla húmeda y agua tibia limpia.

    Ropa de cama

  1. 1

    Cambia los colchones viejos. Los colchones de látex despiden gases de los químicos retardadores de llamas que contienen. El látex natural es antibacterial y antimicrobiano, así como resistente a los ácaros. Busca un colchón fabricado con 97 por ciento de látex natural.

  2. 2

    Escoge un colchón nuevo hecho con fibras naturales, como algodón, si eres sensible al látex o a sus olores.

  3. 3

    Coloca un protector sobre un colchón viejo si no puedes cambiarlo. Los protectores de colchones están hechos con materiales como el caucho o 100 por ciento lana. Estos ayudan a proteger tu cuerpo de las toxinas que se encuentran en el colchón.

  4. 4

    Protege tus pulmones de los ácaros cubriendo tus almohadas y colchones con cobertores con cremallera de algodón orgánico. Los ácaros que se alimentan de las células de la piel que mudas pueden causar alergias.

    Plantas de interior

  1. 1

    Coloca plantas de interior en el dormitorio para ayudar a airearlo. Las plantas de interior tienen la capacidad de hacer circular el aire incluso si la corriente de aire es escasa. La circulación del aire proviene del suelo a través de la planta, que envía el aire sus raíces y agrega oxígeno a la tierra.

  2. 2

    Escoge plantas de interior como la Chrysalidocarpus lutescens, o "palma areca", de rápido crecimiento, recomendada por el Dr. B. C. Wolverton, un científico ambientalista y autor de How to Grow Fresh Air: 50 Houseplants That Purify Your Home or Office," (Cómo cultivar aire puro: 50 plantas de interior que purifican tu casa y oficina), como una planta ideal para eliminar todas las toxinas en una habitación. Escoge otras plantas comunes para tu dormitorio, como la Rhapis excelsa, la Chamaedorea erumpens, "palma de bambú", el Pothos aureus, "potus", el aloe vera y el Philodendron oxycardium, "filodendron". Estas variedades eliminan los químicos, como el formaldehído, que pueden acumularse en las habitaciones cerradas. Estas plantas también liberan fitoquímicos, que previenen el crecimiento de bacterias y esporas de moho. Wolverton afirma que una habitación llena de plantas tiene del 50 a 60 por ciento menos de bacterias y moho aéreos.

  3. 3

    Coloca las plantas de interior en grupos en el dormitorio de modo que las hojas puedan retener la humedad liberada por las plantas circundantes. La plantas de interior comenzarán a actuar como humidificadores naturales y ayudarán a mantener limpio el aire de la habitación.

Consejos y advertencias

  • Los protectores de ventanas que mantienen alejados al polen y el polvo se encuentran en línea y en tiendas de artículos para mejoras del hogar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles