Cómo hacer de un vestidor una opción ideal para decorar un dormitorio desocupado

Escrito por janece bass | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer de un vestidor una opción ideal para decorar un dormitorio desocupado
Convierte una habitación desocupada en un vestidor. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Una habitación extra en tu casa puede servir como vestidor si tiene poco espacio en tu placard y tienes más habitaciones de las que necesitas. Decora el ambiente para que sirva como vestidor creando un espacio atractivo donde puedas guardar todas tus prendas, zapatos y accesorios de forma organizada. Elige la habitación más pequeña o la más cercana a tu dormitorio por conveniencia. Utiliza una habitación que ya esté conectada a tu dormitorio como si las habitaciones compartieran un baño Jack y Jill, o instala una puerta que vaya entre las habitaciones si es posible.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Iluminación
  • Pintura
  • Piso
  • Un espejo
  • Estantes
  • Ganchos
  • Muebles

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Instala una amplia iluminación. Incluye pistas de luces o proyectores que apunten sobre las prendas y el calzado. Las lámparas de pie dan un suave resplandor cuando no necesitas luz fuerte. Las luces brillantes se deben instalar en el centro de la habitación para ayudarte a vestirte para el día.

  2. 2

    Pinta las paredes en un color que no choque con tu piel para que puedas tener una verdadera idea de cómo luces. Por ejemplo, si el amarillo hace que tu piel luzca gris y aburrida, no pintes las paredes de tu vestidor de ese color. Los colores brillantes que te hacen sentir bien son buenas opciones, como lo son los colores neutros.

  3. 3

    Coloca baldosas o madera dura en el suelo si quieres una superficie brillante debajo de tus pies. De otro modo, una sencilla alfombra en colores neutros puede vestirse con una alfombra colorida o una serie de pequeñas alfombras, como tres alfombras redondas.

  4. 4

    Cuelga espejos en cualquier pared que no esté cubierta con prendas o zapatos. Un espejo grande, incluso un espejo antiguo apoyado en el piso será suficiente, aunque puedes agregar tantos como quieras.

  5. 5

    Agrega estantes, barras y ganchos. Cuelga tus prendas, bufandas, cinturones y carteras. Dobla los suéteres en los estantes y agrega cajones o contenedores de lona para colocar la ropa doblada. No bloquees las ventanas, el termostato o las salidas de electricidad con estantes o barras.

  6. 6

    Amuebla la habitación con aparadores, un tocador, ottoman o sillas de fantasía. Coloca aparadores en el centro de la habitación espalda con espalda si necesitas el espacio de la pared para los estantes y barras o para separar el espacio de la ropa de él con la de ella.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles