Cómo vestirse como una señora mayor

Escrito por janet beal
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo vestirse como una señora mayor

Ya sea para Halloween, otra fiesta de disfraces o un papel en una producción de un teatro comunitario, puedes convertirte en una señora mayor sin importar si eres una persona relativamente grande, joven o un chico. Lo único que necesitas es un viaje a una tienda de ropa de segunda mano, consejos de maquillaje y algunos trucos teatrales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ropa de un talle mayor al que usas habitualmente
  • Un par de zapatos planos con cordones o zapatillas
  • Talco en polvo o un producto teatral para blanquear el cabello
  • Polvo facial (del color de tu piel o un tono más claro)
  • Un lápiz labial
  • Opcional: un bastón; un libro de bolsillo con un bolso de mano o una cartera; un sombrero y anteojos
  • Un espejo de cuerpo entero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Recuerda que no sólo importa lo que vistes, sino cómo lo vistes. Es necesario trabajar un poco en el cuerpo que lleva la ropa. Observa a la gente mayor en la calle: no se mueven de la misma forma que la gente joven. Si vas a ser una señora mayor con la espalda recta deja que el esfuerzo que haces para mantener esa postura se note. Tensa los músculos de tus hombros, acorta tus pasos, agárrate de las cosas con cuidado. Mantener los músculos de tus hombros tensos afecta también la forma en que giras tu cabeza. Ponte los zapatos y practica caminar con ellos. Muchos ancianos miran hacia abajo cuando caminan, pues caerse es un peligro real y constante en sus vidas. Lleva tus hombros hacia adelante, baja tu cabeza; cuando te pidan que mires hacia arriba, levanta tu cabeza pero no tus hombros (imagínate a una tortuga mirando desde su caparazón). Nuevamente, acorta y aliviana tus pasos; los pasos fuertes son para los cuerpos jóvenes. Coloca una guía telefónica en un bolso de mano y prueba el bastón. También pruébate los anteojos y el sombrero. ¿Te sientes torpe? Te vuelves más vieja a cada minuto.

  2. 2

    Vístete. Unos pantalones y su conjunto superior o unos pantalones de traje sirven, mejor aún si son de talle más grande que el tuyo. Los cuerpos mayores no tienen esas bellas curvas que hacen atractivos a los cuerpos jóvenes. A medida que pasa la edad las partes del cuerpo a menudo se ponen fibrosas y grumosas. Envejecer, en general, significa "vestir lo que se tiene" en vez de ir de compras, en parte debido al dinero y en parte por lo que se ve en el espejo. Coloca un alfiler de gancho en una cintura que sea demasiado grande o agrega un cinturón que la apriete. Tu nueva (vieja) postura agregará otro aspecto no tan adecuado a tu guardarropa. ¿Estás usando un vestido? Coloca una túnica debajo de este, que sea femenina, las damas lindas lo hacen. Si se nota cuando te agachas, mejor aún.

  3. 3

    Agrega capas. Los cuerpos viejos son más sensibles a los cambios de temperatura, especialmente al frío. Agrega un cárdigan o un chaleco con corte de suéter, que sea más grande que tu talle y de un color distinto (quizás de un tono de azul no tan igual al otro tono). Esto no significa usar colores que no combinen, pues te estás vistiendo como una persona mayor, no como una holgazana. Si tienes dudas, un cárdigan blanco o beige servirán.

  4. 4

    Agrega accesorios. Joyas viejas: que sean lo suficientemente grandes para que se vean si estás en un escenario, pero no tan grandes pues lucirían ridículas. Anteojos: cualquier chica luce más vieja con esos tirantes que se le colocan a los anteojos para que no se caigan al piso. Sombrero: sé práctica. Olvídate de los antiguos sombreros para señoras pues se verían bastante ridículos. Gorras de béisbol, sombreros de verano, gorras de paja, eres una mujer mayor práctica, que intenta evitar el sol en tu cabeza. O un sombrero de invierno, que cubra tus orejas. Evita los chales, las mujeres mayores sólo los usan en las fotos de los libros.

  5. 5

    Blanquea tu cabello, no de manera uniforme sino parecerás George Washington. A la mayoría de las personas no les salen canas de forma uniforme. El cabello largo necesita ser enrollado o sujetado. Si eres una pobre mujer mayor, ata tu largo y canoso cabello en una cola de caballo (los cortes de pelo cuestan dinero). Si tu cabello natural es corto, agrégale canas o intenta usar una peluca (pero recuerda que las pelucas dan calor).

  6. 6

    Pruébate el maquillaje. La piel envejecida se caracteriza generalmente por tener poco brillo y ser pálida. Usualmente, una capa de base en polvo de un tono más claro que tu piel será suficiente. Blanquea un poco tus cejas o coloca polvo sobre ellas. El lápiz labial debería ser rojo o marrón rojizo en vez de rosa; puedes optar por no usar ninguno.

Consejos y advertencias

  • Siempre recuerda que a la gente le resultará más fácil juzgar tu edad por la forma en que te mueves y no por la forma en que te vistes. Observa cómo se mueven los ancianos. Ellos se sostienen de los pasamanos que tú ignoras, dan pasos lentos y miran cada lugar en el que apoyan el pie.
  • Desarrolla los movimientos y el disfraz se acomodará solo.
  • Intenta no imitar completamente a los estereotipos, ¡especialmente si actuarás frente a una audiencia que incluye gente mayor! Se darán cuenta que eres una anciana falsa en un instante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles