DESCUBRIR
×

La vida cotidiana de los antiguos agricultores egipcios

Actualizado 17 abril, 2017

La agricultura era muy importante para los antiguos egipcios, su sociedad y su economía era dominada por ella. La rica y fértil llanura del río Nilo era la base misma del imperio egipcio y los agricultores explotaban las tierras fértiles a lo largo del río. Usaban los canales de riego para llevar el agua tan lejos como fuera posible y dependían de la inundación anual del Nilo para reponer los suelos ricos para la cosecha del año siguiente.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Generalidades

En general, la vida cotidiana de un campesino egipcio consistía de trabajo forzado manual con pocas comodidades. Se regía por las estaciones y cada estación tenía su propia estructura. En la temporada de inundaciones, por ejemplo, la agricultura era imposible, por lo que muchos agricultores iban a las ciudades a trabajar para el gobierno, posiblemente en la construcción de pirámides y templos. La temporada de cultivo estaba marcada por la preparación de los suelos y la siembra de las semillas. La temporada de cosecha era el momento de cosechar los frutos del trabajo y pagar impuestos, y luego en verano era el momento para crear nuevos canales de riego para estar listos para la temporada de inundaciones siguiente.

Mañana

Los agricultores egipcios y sus familiares habrían vivido una vida muy frugal con posesiones muy simples. Por la mañana las familias se despertaban y se preparaban para las labores del día por delante. Sus camas habrían sido mantas ásperas colocadas en esteras sobre el piso de tierra de sus sencillas casas de adobe. Comían una comida matutina muy simple, probablemente a base de pan, agua y fruta, antes de que los agricultores y sus hijos se dirigieran a los campos de trabajo, mientras que las mujeres y las jóvenes se dedicaban a sus tareas domésticas.

El día

Los agricultores trabajaban sus tierras, en función de la época del año. O bien podían preparar el terreno para la siembra, llevar a cabo la plantación, cuidar los cultivos a medida que crecían o cosechar el resultado final. Era un trabajo duro bajo un sol implacable con temperaturas muy altas. Las mujeres participaban en las tareas diarias, tales como la preparación de alimentos, por ejemplo, triturando el mijo, elaborando la cerveza o hilando hilos y telas.

La noche

Después de que el trabajo del día estaba listo, las familias egipcias se reunían en sus casas sencillas y se sentaban en sus muebles de madera para la cena. Aunque los egipcios comían algo de carne roja, un agricultor normalmente no sería capaz de pagar por ella, por lo que su dieta básica consistía en panes, frutas y verduras. Al caer la noche, las lámparas se encendían y los niños jugaban sencillos juegos egipcios, mientras que los padres hablaban sobre su día y se preparaban para otro día de trabajo.