Sobre la vida vegetal en las regiones polares

Escrito por contributing writer | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sobre la vida vegetal en las regiones polares
(Fjord view image by ABFellows from Fotolia.com)

Al pensar en las regiones polares de la Tierra, es probable que imagines vastos páramos de hielo y nieve. Esta percepción es cierta, pero sólo en parte. La región antártica carece de vegetación; está casi cubierta por la nieve y el hielo, y permanece helada la mayor parte del año. Por el contrario, la región ártica sí puede albergar vegetación; en ella se desarrollan unas formas de vida vegetal únicas, que se han adaptado para sobrevivir en el duro clima de la tundra ártica.

Otras personas están leyendo

Geografía

La tundra ártica se sitúa entre los 50 y los 70 grados de latitud norte. Se trata de una región fría, despoblada de árboles, que se asemeja a un desierto donde la tierra permanece permanentemente helada a una profundidad que va desde las 10 pulgadas hasta los 3 pies (25 – 90 cm). Este subsuelo constantemente congelado, denominado permafrost, está formado en su mayor parte por grava. Los inviernos son fríos y oscuros, con noches que duran semanas y temperaturas que caen hasta los -98 °F (-72 °C). La temperatura media en invierno es de -30 °F (-35 °C). Durante el verano, con el sol brillando casi todo el día y temperaturas máximas de 54 °F (12 °C), se produce una topografía húmeda y pantanosa que hace que sea posible que prospere la vida vegetal. La temperatura media anual es de -18 °F (-29 °C), con precipitaciones que dejan únicamente de 6 a 10 pulgadas (15 – 25 cm) sobre todo de aguanieve y con poca o ninguna lluvia.

Relevancia

La extrema y dura geografía de la tundra ártica da como resultado una región que apenas puede albergar vegetación. Cuando existe, se compone de plantas bajas, como arbustos, juncos, hierbas, musgos o líquenes. Solamente existen alrededor de 1700 especies en la región, 400 de las cuales producen flores. La estación de crecimiento activo es muy corta; sólo dura unos 60 días. El terreno, con su permafrost permanente, no es apto para que en él se desarrollen árboles, excepto algún abedul en las latitudes más bajas, donde no hay tanto permafrost. Hay algunos sauces en el bioma (región), pero solamente crecen hasta alcanzar las 3 pulgadas (7,5 cm). La mayoría de las plantas tienden a forma un tapiz sobre el suelo; se agrupan y desarrollan densas raíces para protegerse de los fuertes vientos y de la dureza del suelo. En la tundra, las hojas de muchas plantas se vuelven rojas para poder absorber más calor del sol.

Tipos

A continuación encontrarás una pequeña muestra de las plantas que es posible encontrar en la región polar:

Musgo ártico: Esta planta acuática crece en el lecho de los lagos de agua dulce, así como en los alrededores de turberas y pantanos. Posee pequeñas raicillas y hojas diminutas que tienen el espesor de una célula y carece de flores. El musgo ártico se reproduce por esporas o desarrollando brotes. Es una planta de crecimiento lento y vive mucho tiempo. Durante el invierno, almacena nutrientes con el fin de preparar a las hojas para la próxima estación de crecimiento.

Sauce ártico: Esta planta prefiere vivir en lugares abiertos, secos y fríos. Crece hasta una longitud de 6 pulgadas (15 cm) y puede adoptar formas diferentes. Las ramas largas arraigan al tocar la superficie del suelo. El sauce florece en primavera; sus flores carecen de pétalos, pero producen semillas.

Gayuba: Esta planta perenne de porte bajo florece en primavera y exhibe unas bayas de color rojo muy apetitosas para los osos.

Saxífraga: Es una pequeña planta perenne que crece hasta los 15 cm y tiene aspecto de tapiz. Sus flores se convierten en frutos llenos de semillas. La saxífraga también almacena nutrientes es sus raíces para el rápido crecimiento de la primavera.

Ideas erróneas

Esa idea de que las regiones polares son frías y ventosas, y están cubiertas de hielo y nieve es cierta, pero sólo en parte. En las regiones del Antártico no existe la vida vegetal, ni siquiera durante los meses de verano, cuando la nieve se derrite parcialmente. Por su parte, la tundra del Ártico ha sido definida como una vasta zona despoblada de árboles, que no pueden prosperar debido al permafrost. Los cálidos veranos hacen que sea posible la vida vegetal. Las plantas pueden sobrevivir gracias a sus complejos sistemas de raíces cortas y a su bajo crecimiento; tienen que ser capaces de almacenar nutrientes en su sistema radicular para disfrutar de esa ventaja en la corta estación de crecimiento y sacar de ellos el máximo partido.

Consideraciones

Las plantas que se desarrollan en estas circunstancias límite están expuestas a condiciones extremas en cuanto a temperatura y luminosidad, y disfrutan de un corto periodo vegetativo. Durante su evolución, estas especies han desarrollado los mecanismos necesarios para adaptarse a este clima y para sobrevivir en un ecosistema frágil, que puede desestabilizarse por una simple perturbación. El calentamiento global, que ha causado el aumento de la temperatura terrestre, ha afectado sin darnos cuenta a la vida vegetal de la región, lo que significa que los animales que viven de estas plantas también han sido perjudicados.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles