Vinagre y limón contra el acné

Escrito por jenivieve elly Google | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Vinagre y limón contra el acné
(Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

En lugar de echar mano de un frasco o un tubo llenos de productos químicas que ni siquiera sabes pronunciar, tal vez sería mejor que te dirigieras a la cocina para conseguir un remedio absolutamente natural y sorprendentemente refrescante contra el acné. Las reconocidas propiedades tanto del vinagre como del limón los hacen idóneos para tratar e incluso curar las espinillas y las manchas. Cuando la gente a tu alrededor te comente lo limpia y radiante que tienes la piel, sabrás que habrá merecido la pena aprender a utilizar los dones que te ofrece la Madre Naturaleza.

Otras personas están leyendo

Combatiendo la infección

Ya sabes que los granos y puntos negros pueden infectarse si no son tratados, empeorando considerablemente el aspecto de tu cutis. Desde la época de Hipócrates, el vinagre siempre ha sido usado como desinfectante. Según la información que ofrece la página web Drugs.com, también los limones son antimicrobianos. En consecuencia, ambos pueden ser utilizados para prevenir la aparición del acné y para hacer desaparecer los granos cuanto antes.

Secado

Los astringentes abrasivos a base de alcohol pueden ocasionar un exceso de sequedad y una mayor irritación en tu piel, pero es necesario absorber la grasa que aparece por una excesiva producción de sebo. Con la ayuda de un hisopo de algodón, aplica sobre tu piel el vinagre de sidra de manzana; los ácidos alfa-hidróxidos que contiene actuarán como astringente natural y agente desecante, y te ayudarán a mantener tus poros limpios y libres de grasa. Lo mismo ocurre con el limón, ya que contiene antioxidantes naturales y es rico en vitamina C.

El pH apropiado

Hay muchos alimentos dentro de la típica dieta occidental que son considerados "alimentos acidificantes" y pueden provocar un desequilibrio en los niveles de pH de tu cuerpo. Esta falta de equilibrio se considera una de las principales causas de la aparición ciertas enfermedades, entre ellas el acné. El vinagre y el limón han demostrado su eficacia a la hora de neutralizar el pH de la piel, lo que evita la producción excesiva de grasas que obstruyen los poros. Limpiar la cara con un algodón empapado en jugo de limón te ayudará a restablecer la alcalinidad de tu piel. En su artículo titulado "Química sanguínea: equilibrar el pH", David Dancu afirma que el vinagre también es un alimento que produce alcalinidad y que contribuirá a restablecer el equilibrio natural de tu cuerpo. No te limites a tratar el acné cuando ya sea demasiado tarde; utiliza ambos métodos y prevendrás su aparición.

Ecológico y natural

Solo hay un inconveniente en el uso del vinagre y el limón para el tratamiento del acné: deberías asegurarte de utilizar variedades ecológicas de ambos productos. Esto es particularmente importante en el caso del vinagre (especialmente cuando se trata de vinagre de sidra de manzana). Si compras un vinagre normal, estarás aplicando en tu piel colorantes y aditivos innecesarios, lo que podría llevar a un empeoramiento del problema. Lo mismo se puede decir del limón: un jugo de limón barato, uno de los corrientes, podría contener colorantes y conservantes que acabarían obstruyendo los poros de tu piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles