¿La vitamina K diluye la sangre o la vuelve más espesa?

Escrito por deborah lundin | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿La vitamina K diluye la sangre o la vuelve más espesa?
La vitamina K ayuda a la coagulación en la sangre. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

La vitamina K proviene de la palabra alemana "koagulation." La coagulación es un proceso que permite que la sangre se coagule. En este sentido, la vitamina K se utiliza para espesar la sangre y mantener las proteínas necesarias para producir la coagulación de la sangre. Las deficiencias pueden provocar problemas de sangrado y la vitamina K justamente se le da a los niños con el fin de prevenir las hemorragias o el sangramiento por deficiencia de vitamina K.

Otras personas están leyendo

¿Qué es la vitamina K?

La vitamina K es una vitamina de grasa soluble que se almacena en el hígado y en el tejido adiposo del cuerpo. Sus funciones principales son la coagulación sanguínea y el espesamiento de la sangre, así como la salud de los huesos. La vitamina K se adquiere a través de una dieta que incluye alimentos como el hígado de res, el té verde, el brócoli, la col rizada, las espinacas, los espárragos y la lechuga de hoja verde oscura. La clorofila en las plantas proporciona vitamina K. También viene en forma de suplemento, y a los bebés se les da una inyección de vitamina K al nacer. Sin embargo, como con cualquier suplemento vitamínico, debes consultar con tu médico antes de tomar suplementos de vitamina K para determinar cuánto es lo que puedes necesitar.

¿Qué es lo que hace?

De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, la vitamina K reduce el riesgo de sangrado en la enfermedad hepática, en el uso prolongado de antibióticos y en algunas condiciones de mala absorción. Cuando se trata de coagulación de la sangre, o engrosamiento de la sangre, la vitamina K funciona con factores de proteínas de coagulación y también esencialmente con proteínas de anticoagulación. La vitamina K juega un papel en una salud ósea adecuada y en resolver los niveles bajos que se encuentran generalmente en personas con osteoporosis. Funciona en correlación con las proteínas óseas de osteocalcina y con la matrix-Gla, así como con ciertas proteínas ribosomales.

Deficiencia de vitamina K

La deficiencia de vitamina K puede alterar la coagulación de la sangre y causar sangrado nasal, sangrado de las encías, moretones espontáneos, sangre en la orina y las heces, o períodos menstruales extremadamente fuertes. Cuando tu cuerpo tiene deficiencia de vitamina K, tu sangre se vuelve más delgada y la posibilidad de sangrado es mayor. Una condición severa conocida como hemorragia intracraneal o hemorragia dentro del cráneo, también puede ser el resultado cuando los lactantes tienen una vitamina K deficiente. En los adultos, la deficiencia de vitamina K es poco común, ya que existe una gran variedad de alimentos que la contienen. Si tomas medicamentos anticoagulantes o que tienen condiciones de mala absorción, estarás con mayor riesgo de sufrir deficiencia de vitamina K.

La vitamina K y los niños

En los bebés, la vitamina K se administra mediante una inyección en el nacimiento como profilaxis, para evitar lo que se conoce como la enfermedad hemorrágica del recién nacido, o el sangrando por vitamina K deficiente, donde la sangre se vuelve delgada y los factores de coagulación están bajos. Debido a la deficiencia en la vitamina K, en el recién nacido se produce una hemorragia intracraneal que puede causar la muerte. Esto puede ocurrir tan pronto como nazca el bebé u horas después del parto, y se conoce como enfermedad de inicio temprano hemorrágica del recién nacido, y es generalmente el resultado de la administración en la madre de Coumadin o medicamentos anticonvulsivos. La enfermedad hemorrágica clásica del recién nacido ocurre dentro de la primera semana después del nacimiento y es más común en los bebés que son amamantados exclusivamente. La aparición tardía de la enfermedad hemorrágica del recién nacido se ve en niños que están entre las edades de dos semanas y dos meses. Es más común en niños que no reciben una dosis de profilaxis de vitamina K al nacer o en recién nacidos que son de origen asiático. El tratamiento de esta condición, de acuerdo con la Stanford School of Medicine es de 1 mg de vitamina K administrado mediante una inyección subcutánea o por vía intravenosa, con el fin de espesar la sangre y ayudar a la coagulación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles