Vitaminas para la estimulación del apetito

Escrito por jennifer byrne | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Vitaminas para la estimulación del apetito
La falta de ciertas vitaminas puede disminuir tu apetito. (Thomas Northcut/Lifesize/Getty Images)

Muchas personas activamente tratan de frenar o reducir su apetito. Para otros, sin embargo, puede conducir a letargo, la malnutrición y la mala salud en general. En algunos casos, es un signo de deficiencia de vitaminas. Según la Sociedad Americana del Cáncer, una deficiencia de vitaminas del grupo B, en particular, puede conducir a la anemia y pérdida de apetito. Otras vitaminas también desempeñan un papel importante. Sin embargo, no se ha probado médicamente que mejoren el apetito. Si notas que tu apetito se reduce significativamente, habla con tu médico para descartar enfermedades graves.

Otras personas están leyendo

Vitamina B-9

También conocida como folato o ácido fólico, la vitamina B-9 ayuda a generar y mantener el ADN, y es también crucial en la producción de glóbulos rojos. Según Hepatitis.org, también refuerza el apetito y está implicada en la producción de los ácidos digestivos. La vitamina se encuentra en los frijoles, las legumbres, las frutas cítricas, verduras de hojas verdes y en el hígado. Los suplementos de ácido fólico son recomendados especialmente para las mujeres embarazadas y las que planean quedar embarazadas, ya que puede reducir el riesgo de defectos de nacimiento.

Vitamina B-1

La vitamina B-1 es también conocida como tiamina. Desempeña un papel clave en la degradación de carbohidratos de la dieta. Según la Clínica Mayo, la deficiencia de vitamina B-1 puede dar lugar a una enfermedad llamada beriberi, que se caracteriza por la falta de apetito, estreñimiento, debilidad muscular y hormigueo en los brazos o las piernas. A pesar de las afirmaciones que se han presentado que la vitamina B-1 puede aumentar el apetito, no han sido científicamente probadas.

Zinc

El zinc juega un papel importante en el sentido del gusto y el olfato, de acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland. Por lo tanto, una deficiencia de zinc puede conducir a la disminución del apetito, disminución del sentido del gusto y el olfato, y la pérdida de peso. A pesar de que las deficiencias leves pueden ser comunes, la mayoría de las personas satisfacen la mayoría de sus necesidades nutricionales de zinc en la dieta. Es muy común entre las personas mayores.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles