¿Qué vitaminas son buenas para la rigidez de las articulaciones?

Escrito por maura banar | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué vitaminas son buenas para la rigidez de las articulaciones?
La rigidez en las articulaciones puede ser causada por huesos hinchados o fragmentados. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La rigidez de las articulaciones puede resultar de una lesión o enfermedades como la artritis. El área entre las articulaciones es pequeña, por lo que cualquier cantidad de inflamación o infiltración de tejidos extraños pueden provocar un deterioro significativo en la amplitud del movimiento. La rigidez causada por lesiones generalmente desaparece a medida que el área lesionada se cura, sin embargo, en algunos casos los pedazos de hueso llamados espolones pueden abrirse camino entre las articulaciones. Los trastornos auto-inmunes tales como la artritis reumatoidea causan que el sistema inmunológico del cuerpo ataquen erróneamente los tejidos, dando lugar a la hinchazón, rigidez y potencialmente inmovilidad. Ciertas vitaminas pueden ayudar a disminuir la rigidez en las articulaciones, disminuir el dolor y permitir una mayor movilidad. Consulta con tu médico antes de usar cualquier suplemento vitamínico.

Otras personas están leyendo

Vitamina B5

La vitamina B5, también conocido como ácido pantoténico, es utilizada por el cuerpo para metabolizar los alimentos que comes en glucosa para obtener energía. Además, el Centro Médico de la Universidad de Maryland explica que las investigaciones han demostrado una asociación entre la incidencia de la artritis reumatoide y los bajos niveles de vitamina B5. La artritis reumatoide es una enfermedad caracterizada por la rigidez y el dolor en las articulaciones. Dicho Centro Médico agrega que, aunque algunos estudios preliminares han demostrado que la vitamina B5 es eficaz en el tratamiento de la rigidez de las articulaciones causado por la artritis, se necesita más investigación para determinar el alcance de su eficacia.

Ácidos grasos de Omega-3

Los ácidos grasos de Omega-3 son grasas esenciales que el cuerpo no puede producir sin una fuente externa de alimentación. De acuerdo con el Centro Médico, estas grasas ayudan a reducir la inflamación y se han encontrado en investigaciones limitadas para ayudar a reducir la rigidez y el dolor causado por la artritis reumatoide. Aparentemente los ácidos grasos de Omega-3 son eficaces para reducir la cantidad de inflamación que se produce entre las articulaciones, lo que a su vez permite una mayor movilidad. El Centro Médico agrega que la investigación sugiere una combinación de ácidos grasos de Omega-3 con medicamentos convencionales para la artritis conocidos como medicamentos anti-inflamatorios pueden proporcionar beneficios adicionales a las personas que viven con el dolor y rigidez en las articulaciones por la artritis.

La glucosamina

La glucosamina es una sustancia natural que se encuentra en el líquido que rodea las articulaciones. MedlinePlus explica que el sulfato de glucosamina es la forma de glucosamina que se ha encontrado eficaz en la reducción del dolor y la rigidez causada por la osteoartritis. A diferencia de los antiinflamatorios no esteroideos (abreviado AINE), que tienden a ser casi inmediatamente eficaz en el tratamiento del dolor, la glucosamina puede tardar de uno a dos meses para tener un efecto beneficioso. Algunas personas también pueden no responder favorablemente y pueden no encontrar alivio al tomar glucosamina. La glucosamina también es potencialmente eficaz en el tratamiento de artritis que se produce alrededor de la articulación temporomandibular de la mandíbula, aliviando el dolor y la rigidez.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que se encuentra solamente en un número limitado de alimentos, tales como los cereales fortificados y la leche. Tu cuerpo también produce vitamina D cuando la piel se expone a la luz natural. Un estudio de 2008 publicado en el Diario de Oncología Clínica encontró que las personas que tienen deficiencia de vitamina D tienden a experimentar dolor no específico y rigidez articular. Cuando estas personas recibieron suplementos de vitamina D, reportaron significativamente menos dolor articular y discapacidad relacionada con el dolor. Las personas que corren mayor riesgo de deficiencia de vitamina D son las personas de edad avanzada, las personas con la piel muy pigmentada y las personas con alteración en la absorción de grasa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles