Viviendas de los primeros aborígenes

Escrito por valerie a. modreski | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Viviendas de los primeros aborígenes
Arte aborigen que representa la construcción de refugios. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

Los aborígenes australianos, cuyo nombre significa "gente que estaba allí desde el principio", creían que eran los primeros humanos en construir refugios. Los antepasados ​​transmitieron, de generación en generación, los métodos más eficientes para construir viviendas. Muchos aborígenes siguen viviendo en refugios, similares a los de la época antigua. Si bien no hay "edificios" de la cultura aborigen antigua, los registros fósiles añaden credibilidad al hecho de que hace 40.000 años los aborígenes construyeron las primeras viviendas.

Otras personas están leyendo

Aborígenes de la antigüedad

Originalmente, había dos tipos de aborígenes que habitaron Australia: los que vivían en los bosques tropicales del norte y en las regiones costeras del noroeste, y los que vivían en los bosques fríos del sur. El tipo de vivienda y las estructuras que construyeron fueron determinados por los materiales disponibles en su región. Las diferentes estaciones del año también jugaron un papel clave en la construcción de estructuras. Los refugios aborígenes solían ser temporales y se podían modificar fácilmente para satisfacer las condiciones del clima cambiante.

Viviendas del norte

Los pueblos aborígenes del norte erigieron dos tipos de estructuras. Durante la estación lluviosa, cuando las lluvias eran más intensas y las temperaturas solían llegar a más de 100º F (37º C), construían refugios con grandes cubiertas de corteza. Estas viviendas eran más elaboradas que las en forma de cúpula, cubiertas de corteza y diseñadas para albergar hasta una docena de personas.

Cuando disminuían las lluvias, la principal preocupación eran los mosquitos. Para evitar los riesgos a la salud causados ​​por los enjambres de insectos portadores de enfermedades, los aborígenes construían casas con plataformas hechas de estacas de madera y suelos de hojas de palma. Luego, hacían pequeñas fogatas debajo de las estructuras para ahuyentarlos.

Viviendas del sur

Los aborígenes del desierto colocaban barreras de armado rápido contra el viento, las que estaban hechas de spinifex (pasto seco fibroso abundante en el desierto australiano). Ellos tenían que mudarse con frecuencia en busca de comida y agua, por lo que sus viviendas eran temporales.

En el sureste más fértil, la gente construía casas sólidas hechas de árboles jóvenes pegados con barro. Estas viviendas son consideradas sus construcciones más firmes y sostenibles, y podían ser utilizadas por varios meses.

Otras viviendas

Dado que los aborígenes eran recolectores y nómades por naturaleza, a menudo buscaban viviendas naturales, como cuevas, cobertizos y refugios bajo el dosel de los árboles. Con frecuencia, adaptaban estas viviendas naturales para que fueran más seguras y se acomodaran mejor a sus necesidades.

Los arqueólogos han encontrado viviendas de piedra en sólo dos regiones de Australia: en las islas frente a la costa de Kimberly y en una pequeña localidad de Victoria. Estas fueron hechas de paredes de piedra, las que alcanzaban aproximadamente los 5 pies de altura (1,5 metros), y servían para asegurar los lados y sostener las ramas de vegetación que se ponían encima.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles