Cómo vivir con un quiste óseo

Escrito por ehow contributor | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo vivir con un quiste óseo
Vivir con un quiste óseo.

Existen dos tipos de quistes óseos: unicameral y aneurismático. Pueden aparecer en cualquier persona, pero son más comunes de encontrar en niños y adultos jóvenes mientras sus huesos están aún en crecimiento. Vivir con un quiste óseo y determinar las opciones de tratamiento depende del tipo de quiste que tienes y de tus preferencias personales. Sigue leyendo para enterarte más.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Quistes óseos unicamerales

  1. 1

    Pregúntale a tu doctor sobre las opciones de tratamiento para los quistes óseos unicamerales. Estos quistes rara vez dan síntomas asociados a su desarrollo. En general, pasan desapercibidos hasta que hay una fractura en el área o hasta que se toma una radiografía de la zona por otro motivo no relacionado. En el caso de que el quiste sea asintomático y unicameral, a menudo se considera innecesario realizar un tratamiento.

  2. 2

    Evalúa tu estilo de vida mientras contemplas las opciones de tratamiento. Si, por ejemplo, eres un corredor y tienes un quiste óseo en el talón, debes estar atento a cualquier síntoma que aparezca. Continúa con un seguimiento de rutina para evaluar el quiste.

  3. 3

    Busca una segunda opinión. Lo más seguro es que no sea necesario realizar un tratamiento, pero si no estás seguro, busca una segunda opinión.

    Quistes óseos aneurismáticos

  1. 1

    Infórmate sobre los quistes óseos aneurismáticos. Estos generalmente aparecen en niños y adultos jóvenes entre los 10 y 20 años de edad. Si bien pueden aparecer en cualquier hueso del cuerpo, son más comunes en las vértebras y las rodillas. Este tipo de quiste es muy raro.

  2. 2

    Se consciente de los síntomas de un quiste óseo aneurismático, que son: dolor, hinchazón, una masa ocasionalmente palpable, deterioro neurológico leve a moderado (si el quiste está localizado en la columna) y fractura ósea.

  3. 3

    Decide el método de tratamiento. Los quistes considerados "activos" o "agresivos" necesitan tratamiento debido a su capacidad de dañar el hueso en el que están ubicados o el tejido circundante. Hay varios factores que tienen importancia al momento de decidir el régimen de tratamiento, estos son la edad, el estado de salud, la localización del quiste, la tolerancia a ciertos medicamentos y terapias, cómo espera el doctor que progrese la enfermedad y tus necesidades personales.

  4. 4

    Sé consciente del hecho de que si bien este es un tumor benigno que no se disemina, el quiste reaparece luego del injerto óseo. Pueden ser necesarias hasta tres operaciones para curar el quiste. El injerto óseo, o curetaje, a menudo se utiliza para evitar quitar parte del hueso que, por lo demás, está sano. Vivir con un quiste aneurismático requiere pronta atención médica, terapia agresiva y seguimiento continuo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles