Cómo volver a correr luego de una fractura por estrés de tibia

Escrito por michelle zehr | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo volver a correr luego de una fractura por estrés de tibia
El entrenamiento cruzado puede ayudarte a mantener tu resistencia mientras te recuperas. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Para los corredores, el diagnóstico de una fractura por estrés en la tibia puede ser devastador. Una fractura por estrés en tu tibia, que es un hueso ubicado en la parte baja de la pierna, es una pequeña rotura en el hueso que se produce como resultado de un trauma repetitivo en la pierna al correr o entrenar. El dolor de un fractura por estrés aumenta por lo general cuando corres y disminuye al descansar. Como resultado, tu médico probablemente te recomiende evitar correr hasta que sanes. No obstante, puedes mantenerte en forma y realizar ejercicios que te ayuden a estar en las mismas condiciones que cuando corres.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bicicleta fija
  • Cinta de entrenamiento
  • Calzado para correr

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consulta a tu médico o terapeuta físico. Averigua el período de tiempo esperado para tu recuperación y si estás apto para hacer ejercicios mientras te recuperas. El período de recuperación normalmente es de cuatro a seis semanas.

  2. 2

    Realiza entrenamiento cruzado, que puede ayudarte a mantener la resistencia mientras te recuperas. Dedícate a realizar ejercicios de bajo impacto como natación, bicicleta fija o usar una cinta de entrenamiento. Estos ejercicios son efectivos entrenamientos cardiovasculares que evitan colocar tensión en la parte baja de tu pierna.

  3. 3

    Invierte dinero en un buen par de zapatos para correr. Es probable que el calzado que no te queda bien o que está gastado no absorba el impacto mientras corres, lo que puede producir dolor y lesiones en tu espalda, caderas, rodillas, partes bajas de las piernas, pies y tobillos.

  4. 4

    Vuelve con tu médico. Haz una cita de control para que te autorice a correr otra vez. Probablemente te realice rayos X para asegurarse de que tu fractura ha sanado.

  5. 5

    Calienta. Antes de correr, usa una cinta de correr o de caminar durante 5 a 10 minutos para aflojar tus músculos y articulaciones.

  6. 6

    Estira. Haz estiramientos de las extremidades inferiores incluyendo pantorrillas, tendones de Aquiles, espinillas, tobillos, pies y tendones.

  7. 7

    Comienza lentamente. Si normalmente corrías 5 millas (8 kilómetros) por día, no comiences con ese tiempo. Trata de correr una milla (1,5 kilómetros) y continúa desde allí.

  8. 8

    Progresa. A medida que te sientas más y más cómodo corriendo nuevamente, lentamente agrega más distancia a tu carrera diaria. Tómate cuatro semanas para reanudar tu nivel normal de actividad.

Consejos y advertencias

  • Evita colocar exceso de presión o peso en tu pierna afectada mientras te curas.
  • Si sientes dolor cuando vuelves a correr, discontinúa la actividad y consulta a tu médico inmediatamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles