DESCUBRIR
×

Cómo volver crujientes nuevamente las palomitas de maíz duras

Actualizado 03 agosto, 2018

Las palomitas de maíz son en realidad bastantes granos de maíz inflados después de calentarlos. Las palomitas son crujientes y ligeras, haciéndolas geniales para servirlas como un bocadillo. Puedes agregarles fácilmente mantequilla, sal y saborizantes. Si no se comen todas las palomitas de maíz en una hora o dos, empiezan a ponerse duras. No debes tirarlas ya que puedes volver a ponerlas crujientes.

Instrucciones

Burke/Triolo Productions/Brand X Pictures/Getty Images
  1. Precalienta tu horno a 350º F (176º C).

  2. Retira las palomitas de maíz de la bolsa y colócalas sobre una bandeja para galletas en una sola capa. Vas a hornear la humedad de las palomitas, así se vuelven crujientes otra vez.

  3. Coloca la bandeja en el horno después de que haya alcanzado la temperatura deseada y luego apaga el fuego.

  4. Espera cinco minutos y revisa para ver si tus palomitas de maíz están crujientes como las deseas. Si no, déjalas reposar otros dos o tres minutos. Más de 10 minutos puede quemarlas.

  5. Pasa las palomitas de maíz de la bandeja a un tazón y agrégales mantequilla y sal, para darles sabor.

Consejos

  • Esto también funciona con bocadillos y sobras de pizza duras.

Advertencias

  • Si dejas el horno encendido después de haber colocado las palomitas de maíz eliminarás mucha humedad y las palomitas se quemarán.

Necesitarás

  • Un horno
  • Una bandeja para galletas