Cómo volver a llenar una marcadora de paintball con CO2

Escrito por larry simmons
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Una marcadora de paintball funciona sólo cuando contiene el CO2 (dióxido de carbono) que necesita para disparar. Un cilindro de 12 gramos de CO2 es más que suficiente para que no tengas que comprar uno nuevo cuando éste se quede sin gas. Solo tienes que volver a abastecerte en la estación de recarga. Con el mantenimiento adecuado, un cilindro de paintball te puede durar años y, siguiendo los procedimientos de recarga correctos, no estarás fuera del juego por mucho tiempo por culpa de un tanque vacío.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un tanque con CO2 para recarga
  • Un kit para recargar cilindros de CO2
  • Un cilindro de CO2 vacío
  • Una balanza digital

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Instala el kit para recargar cilindros con CO2 en el tanque con CO2 para recargas atornillándolo en la boquilla de este último. Apriétalo con una llave inglesa para fijarlo bien al tanque. Asegúrate de que está desactivado antes de conectarlo al tanque con CO2. El kit de recarga es una manguera de diseño especial y un conector de válvula que se ajustan a un cilindro con CO2 estándar y que te permite llenar cilindros de CO2 vacíos al mismo tiempo que ventea el exceso de gas a través de una válvula de purga. Los tanques con CO2 para recarga los puedes encontrar en tiendas de artículos deportivos o especializadas en paint ball, como kits para recargar cilindros.

  2. 2

    Conecta el cilindro vacío de CO2 al adaptador ASA del kit de recarga, con la válvula de cierre, la de purga y la principal del tanque en la posición "Off" (apagado), así como también el interruptor del adaptador ASA. Este último se conecta al cilindro y permite que el kit de recarga se atornille en el mismo para recargarlo.

  3. 3

    Gira la válvula en la parte superior del adaptador ASA a la posición "On" (Encendido) apretándola. Esto introducirá una aguja dentro del cilindro para permitir la entrada del gas al cilindro.

  4. 4

    Coloca el cilindro sobre la balanza digital y lleva la balanza al cero. Abre la válvula principal del tanque con CO2 para recarga. Abre la válvula de cierre en el kit de recarga y deja que el cilindro vacío se cargue con CO2. El cilindro comienza a llenarse, pero no dejes que lo haga por completo ya que el tanque y la botella están a temperatura ambiente. Una vez que la presión del tanque con CO2 para recarga y la del cilindro que se está llenando se igualen, el CO2 dejará de fluir del uno al otro.

  5. 5

    Cierra la válvula de corte en el kit de recarga y purga el gas del cilindro abriendo la válvula de purga. El gas saldrá a través de esta válvula y enfriará el cilindro, haciendo posible que se llene completamente.

  6. 6

    Cierra la válvula de purga en el kit de recarga y luego abre la válvula de corte, llenando el cilindro con CO2. Deja vacía una onza de su capacidad para dejar espacio para la expansión del gas.

  7. 7

    Cierra la válvula principal, la de cierre y la ASA. Retira el adaptador ASA del cilindro y desenrosca el kit de recarga del tanque de recarga.

Consejos y advertencias

  • Llena el cilindro dejando vacía una onza de su capacidad máxima para que el gas pueda expandirse en caso de que vayas a mayores alturas.
  • Si en cualquier momento durante la recarga observas que el cuerpo del cilindro se está desenroscando de la tapa, deja de moverlo. Si le quitas la tapa a un cilindro presurizado, éste saldrá propulsado como un pequeño cohete y puede causar lesiones graves.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles