Cómo volverse bueno para hacer túneles en el fútbol

Escrito por henry francis | Traducido por lautaro rubertone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo volverse bueno para hacer túneles en el fútbol
"Hacer un túnel" es un término común en el lenguaje del fútbol. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

"Hacer un túnel" es un termino derivado de la era victoriana. Esto refiere a cuando los distribuidores de nuez moscada engañaban a sus clientes al suplantar una bolsa de valiosa nuez moscada con replicas de madera, logrando así que el cliente quede en ridículo. En el fútbol, la idea de hacer un túnel es que tu oponente quede en ridículo al deslizar la pelota entre sus piernas y dejándolo completamente desequilibrado. Volverse bueno en hacer túneles es igual que muchos otros talentos en el fútbol, se requiere práctica, trabajo duro y, en caso de ser el jugador que hace el túnel, una buena dosis de audacia descarada.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Corre hacia tu oponente con la pelota en tus pies. Acércate a tu oponente desde un ángulo ligeramente desplazado, algo así como 5 o 15 grados del costado de tu oponente. Corre hacia la izquierda de tu oponente, si eres diestro, o a la derecha, si eres zurdo, de esa manera quedarás más cómodo para usar tu pie dominante y completar este túnel irresistible.

  2. 2

    Espera hasta que estés a un paso de tu oponente, que es cuando deberías empezar a discernir el mejor momento para pasar la pelota entre sus piernas para completar el túnel. Observa las piernas del defensor, que estarán superponiéndose una sobre la otra para seguir el paso de tu corrida. Espera hasta que veas un espacio a punto de formarse entre las dos piernas antes de empezar el túnel.

  3. 3

    Golpea la pelota a través de las piernas de tu oponente lo más rápido y directo posible, inclinando tu cuerpo hacia él al mismo tiempo mientras cambias el impulso hacia tu pie dominante y la pelota. Observa mientras tu túnel se completa exitosamente cuando la pelota pase limpiamente a través de las piernas de tu oponente y al otro lado, dejándolo de espaldas a la misma.

  4. 4

    Corre alrededor de tu oponente ya sea por el interior o el exterior, es usualmente más fácil hacerlo hacia el interior, ya que la inercia de tu oponente bloquea la ruta exterior. Corre derecho hacia la pelota y vuelve a ganar control de la misma para completar exitosamente la maniobra del túnel.

Consejos y advertencias

  • Un túnel no es un túnel a menos que tu o un compañero recupere la pelota luego de que haya pasado a través de las piernas de tu oponente. No tiene sentido hacer un túnel a tu oponente si como resultado cedes la posesión de la pelota. Esto no cuenta, por supuesto, en términos de hacerle un túnel al portero, en cuyo caso no hay necesidad de recuperar la pelota del otro lado, ya que acabas de anotar un gol. Disfrútalo.
  • Hacerle un túnel a tu oponente es como una medalla de honor. Si lo haces, hay altas posibilidades de que el vuelva más tarde a intentar hacerte un túnel a tí, así que prepárate para esta eventualidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles