Cómo hacer zapatos de piel para una muñeca

Escrito por f.r.r. mallory
Cómo hacer zapatos de piel para una muñeca

dolls and money image by Leonid Nyshko from Fotolia.com

Las muñecas tienen pies, así que si haces, juegas o vistes a muñecas necesitarás zapatos. Puedes coser unos simples zapatos sin cordones que se parecen un poco a los calcetines pero en algún punto podrías hacer zapatos de piel para tu muñeca. Esto podría ser un proyecto artesanal interesante porque exponce algunos de los misterios sobre cómo se hace cualquier tipo de zapato desde el tamaño de una muñeca hasta el de una persona. También te permitirá vestir a tu muñeca con la forma y el estilo del zapato que quieras.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Piel de color marrón
  • Una lámina de cobre
  • Cuero de cabritilla
  • Unas cizallas para cuero
  • Unas cizallas para metal
  • Cuero fino
  • Unas gomas elásticas
  • Pegamento
  • Arcilla de polímero
  • Un rotulador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la parte inferior del pie de la muñeca sobre un trozo de papel para que el papel configure la forma del pie. Algunas muñecas, como la Barbie, tienen los pies arqueados así que debes incluir el arco. Haz un calco alrededor de la parte exterior del pie con un lápiz.

  2. 2

    Repasa tu contorno para rediseñar el dedo del pie y darle la forma del tipo de zapato que vas a crear. Algunos zapatos tienen dedos picudos, otros redondeados y otros afilados. Los zapatos de punta abierta tienen una forma para la suela. Si los dos pies son iguales, llamados pies universales, sólo necesitarás una plantilla. Si son diferentes, haz dos plantillas sobre papel y luego dáles la vuelta. Coloca una etiqueta para saber qué plantilla es para cada pie.

  3. 3

    Corta un trozo de suela interior e interior para cada pie. La exterior debe ser de piel marrón o negra. La interior tiene que ser de piel fina blanca o beige. Utiliza unas cizallas para piel para cortarla.

  4. 4

    Corta con unas cizallas para metal un trozo de lámina de cobre para cada suela. El cobre debe ser 1/16 pulgadas más pequeño que las suelas de piel. Tu cobre debe ser suficientemente fino como para doblarlo en su forma y suficientemente grueso como para sostener tu forma.

  5. 5

    Presiona la suela de cobre contra la parte inferior del pie de la muñeca hasta que conforme el arco del pie. Pega la parte inferior de la pieza de piel en el lado inferior del cobre, asegurándote de no doblar de nuevo el cobre. Repite este paso para los dos pies.

  6. 6

    Coloca tu suela superior con el lado de piel contra la parte inferior del pie de la muñeca. Utiliza una goma elástica para sujetarlo en su posición. Mira la referencia de la foto de tu pie o tu pie real. Corta la piel fina para que encaje alrededor de la zona del dedo. Si tu dedo tiene un junta, puedes cortar y coser una junta o dibujarla con un rotulador. Coloca tu dedo de piel sobre el pie de la muñeca y enróllalo a la parte inferior de la suela superior. Quita el exceso de piel para permitir que se pegue suficiente piel. Haz ranuras en la piel para facilitar la forma. Pega la parte enrollada del dedo de piel a la parte inferior de la suela. Repite este paso en ambos lados. Deja que se seque el pegamento antes de pasar al siguiente paso.

  7. 7

    Corta y da forma a la parte trasera del pie de la misma forma. Si hay una junta atrás, haz una real o simplemente dibuja una con un rotulador. Enrolla la piel por debajo de la parte inferior de la suela superior y recorta la piel. Haz ranuras y pega la piel en su lugar. También podrías necesitar pegar el extremo de la piel de cada lado para unir la parte frontal y la trasera. Esto depende del diseño de tu zapato. Repite este paso para los dos zapatos.

  8. 8

    Asegúrate de que puedes introducir y sacar tu zapato en el pie de la muñeca. Haz cualquier ajuste necesario al diseño para que puedas hacer esto posible si el zapato fuera demasiado apretado.

  9. 9

    Modela la arcilla con la forma de los talones. Haz el talón ligeramente más pequeño que el que necesitas para que puedas enrollarlos más tarde en piel. Haz ambos talones al mismo tiempo. Encájalos en la parte inferior de la forma del pie. Ten en cuenta que deben fijarse en el reverso de la parte inferior de la suela de piel, es decir, una superficie suave. Hornea los talones en el horno durante 20 minutos y déjalos enfriar antes de cubrirlos con piel. Pega la piel a los talones.

  10. 10

    Pega la parte inferior de la suela a la suela superior, asegurándote de quitar tus gomas elásticas. Pega el talón a la suela inferior. No quites el zapato hasta que el pegamento se haya endurezido completamente. Pinta, resalta o añade cualquier detalle cuando la forma del zapato esté acabada.

Consejos y advertencias

  • Añadir peuqeños encajes, abalorios para botones e impresiones darán un detalle de costura y autenticidad al zapato.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media