Cómo usar la zona ventroglútea para aplicar inyecciones intramusculares

Escrito por elizabeth thomas | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar la zona ventroglútea para aplicar inyecciones intramusculares
Jeringa para inyección intramuscular. (syringe image by JASON WINTER from Fotolia.com)

La zona ventroglútea es una de las zonas preferidas para la administración de inyecciones intramusculares en los adultos y niños de más de siete meses de edad. El riesgo de que accidentalmente se dañe al paciente es mínimo al usar esta zona, ya que no contiene grandes nervios o vasos sanguíneos. Puedes acceder a la misma con el paciente de pie o acostado. Además, puedes encontrar la zona ventroglútea con tu mano no dominante como guía.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una jeringa con medicación
  • Guantes descartables limpios
  • Una toalla con alcohol estéril
  • Un paciente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Colócate del lado del paciente que se corresponde con tu mano dominante. Por ejemplo, si eres diestro, párate al lado derecho del paciente. Asegúrate de que la zona de la cadera del paciente esté expuesta.

  2. 2

    Colócate los guantes desechables y coloca tu mano no dominante en la cadera del paciente. Apoya la palma de tu mano donde se encuentran el muslo y la cadera. Extiende tu pulgar lejos de tus dedos en un ángulo recto, de modo que éste apunte hacia la misma dirección que la parte delantera de tu paciente.

  3. 3

    Extiende el dedo índice fuera de tu dedo medio. La "V" que has hecho sirve como el límite para el sitio de la inyección.

  4. 4

    Utiliza el alcohol estéril para limpiar la zona que será inyectada. Comienza desde el centro del área y hacia el exterior con un movimiento circular.

  5. 5

    Toma la jeringa con la mano dominante, asegurándote de que todas las tapas de seguridad o cubiertas de aguja se hayan eliminado. Sostén la jeringa entre el pulgar y el índice como un dardo.

  6. 6

    Insertar la aguja en la zona de la inyección en un ángulo de 90 grados, todo el camino hasta el centro de la jeringa. Mantén tu posición en eje con la mano dominante, mueve la otra mano al extremo del émbolo de la jeringa. Tira del émbolo lentamente hacia arriba, para asegurarte de que no haya retorno de sangre en la jeringa. Si ves sangre, debes sacar la aguja y elegir otra zona.

  7. 7

    Empuja el émbolo hacia abajo e inyecta el medicamento lentamente y de manera constante. Después de unos segundos, retira la aguja rápidamente y aplica una ligera presión en el sitio con un algodón con alcohol. Desecha apropiadamente el equipo utilizado .

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles