Cómo hacer zumo de cereza

Escrito por debra durkee

Las cerezas siempre han sido un fruta muy apreciada. No sólo tienen un sabor delicioso, sino que además están llenas de antioxidantes considerados capaces de combatir algunas enfermedades como el cáncer. Las cerezas no contienen grasas y tienen muchas vitaminas, y se cree que los minerales que hay en 20 cerezas pueden aliviar dolores graves. Hay varias maneras de disfrutar de las cerezas, y una de ellas es bebiendo su zumo.

Instrucciones

  1. 1

    Lavar y deshuesar las cerezas. Poner las cerezas limpias y el azúcar en una sartén grande. Cubrir y dejar reposar dos horas a temperatura ambiente. Esto ayudará a que las cerezas absorban el sabor dulce del azúcar. (Cuando la mezcla esté preparada se deberá diluir en agua antes de beberla)

  2. 2

    Añadir agua. Mezclar hasta que se disuelva el azúcar.

  3. 3

    Poner la sartén en el fuego y llevar la mezcla a ebullición. Tras cocer a fuego lento durante 15 minutos, escurrir el líquido y ponerlo en otra sartén. Asegúrate de haber aplastado bien todas las cerezas para sacarles el líquido antes de desecharlas.

  4. 4

    Si se sigue calentando a fuego lento el líquido que se ha obtenido de las cerezas, éste se empezará a espesar. Seguir hirviéndolo hasta que tenga la consistencia de un sirope. Cuando haya espesado, apartar la sartén del fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, meter en un bote o contenedor cerrado y guardar en la nevera.

  5. 5

    El sirope será la base del zumo de cereza. La bebida final se consigue mezclando una o dos cucharadas grandes en un vaso de agua con gas. Quizá debas practicar un poco antes de conseguir la proporción justa de sirope y agua, pero con un poco de práctica, podrás ajustar la mezcla al gusto de cualquier persona.

Necesitarás

  • Varias botellas de agua con gas

Lista completaMinimizar