Cómo atraer a una mujer sin siquiera intentarlo

••• Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Desafortunadamente para ti, si estás leyendo esto, es porque ya estás tratando de atraer a una mujer. No hay atajos, pero hay formas de atraer a una mujer con muy poco esfuerzo. El juego complicado de atraerlas, llevarlas a citas, estar cerca de ellas y mantener relaciones exitosas no tiene que ser imposible. En algunas ocasiones, los hombres intentan demasiado atraer a una mujer y, a veces, la mejor acción es dejar de intentarlo.

Passo 1

Aborda las situaciones con confianza. La mayoría de las mujeres encuentran que los individuos más confiados son los más atractivos. Actuar con nerviosismo, estar inquieto, ser verborrágico y tener las manos sudorosas son señales que pueden hacer que las mujeres se decepcionen. Si siempre actúas como si supieras lo que estás haciendo, entonces las mujeres pensarán que lo haces.

Passo 2

Diviértete. No seas callado ni reservado cuando estés en la presencia de una mujer que quieras atraer. Debes seguir con tus actividades normales y disfrutar por ti mismo. Si te estás divirtiendo, entonces las mujeres querrán compartirlo. Entonces, sé tu mismo y pásalo bien.

Passo 3

Mantén bien cerca a tu compinche. Un compinche puede ser un hombre u otra mujer y es un persona que te ayudará en tu intento de atraer a una mujer. Un camarada te hace el trabajo un poco más fácil ayudándote con la conversación, hablando con los amigos de la mujer o mencionando tus buenas cualidades, lo cual te evita tener que presumir sobre ti.

Passo 4

Préstate atención. Esto puede parecer egoísta, pero no deberías preocuparte por aquello que está pensando una mujer. Presta atención a lo que estás haciendo y diciendo y la mujer verá tu actitud displicente como un signo de confianza.

Passo 5

Pon la pelota en su cancha. Una vez que te hayas reunido con una mujer, querrás intercambiar números telefónicos. No le prometas que la llamarás o algo similar que te haga ver necesitado y extremadamente ansioso. Debes decirle a ella que te llame, lo cual te permite ejercer menos esfuerzo y la fuerza a ella a decidir cuándo llamarte.

Más reciente

×