DESCUBRIR
×
Loading ...

Características personales de un excelente administrador de escuela

Con mayor o menor frecuencia, el éxito o el fracaso de una escuela descansa en los hombros de su director o administrador. Servir como líder instruccional de una institución es un trabajo difícil y no todos pueden hacerlo. Para que un administrador de escuela sobresalga en su posición y cultive un ambiente de aprendizaje efectivo, debe poseer ciertas características personales.

Jetta Productions/Lifesize/Getty Images

Visión

Una administrador de escuela efectivo debe tener una visión clara acerca del lugar dónde quiere llevarla. Debe, además, tener un plan de acción para hacer realidad dicha visión. De acuerdo con Education World, " la visión es la cualidad más importante, aún más que el mismo administrador. "El director debe ser la persona que gobierne el buque", declara Jed Landsman-Yakin, director de la Preparatori Belfry en Montana, en una entrevista con ese sitio Web (ver Referencia 2). Sin una visión claramente marcada , los maestros y otros miembros facultativos y, por lo tanto, los estudiantes, avanzarán sin rumbo sin ningún objetivo tangible para logar llegar al éxito.

Loading ...
Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Integridad

La segunda característica más importante de un excelente administrador, de acuerdo con Education World, es la integridad. El administrador debe ser honesto y directo con los maestros, padres y estudiantes. De acuerdo con Jim Jordan, el director de la Preparatoria Buford en Carolina del Sur, "Un líder gana credibilidad y confianza siendo honesto, sabiendo cómo hacer su trabajo, diciendo la verdad y siendo frontal con los maestros, padres y estudiantes" (ver Referencia 2). Si estos no ven al administrador como una persona con carácter integral, será cada vez más difícil aceptar su visión para la escuela.

Sentido del humor

Tener un buen sentido del humor viene a escena al tratar con las situaciones que llegan al edificio escolar diariamente. Los administradores deben ser capaces de reirse con los maestros y de las cosas extraordinarias que hacen los estudiantes. Un administrador debería ser severo pero no demasiado. Él debería ser capaz de reirse de sí mismo algunas veces. Jon Romeo, antiguo director de la Primaria Mitchell en Woodbury, Conn., afirma que "La personalidad del director, en mayor o menos medida, se refleja en el edificio escolar...¡No puedo pensar en un rasgo más importante para una escuela, especialmente una escuela primaria, que el humor!" (ver Referencia 2).

Christopher Robbins/Photodisc/Getty Images

Mente abierta

Un administrador de escuela excelente está abierto a sugerencias de su equipo. Si él no está de acuerdo con el punto de vista de un maestro, debe ser capaz de expresar su diferencia de opinión de manera respetuosa. Además, debe estar abierto a discutir políticas y procedimientos con los que su equipo podría tener problemas y estar dispuesto a factorizar la entrada del mismo al crear e implementar nuevas políticas.

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Accesibilidad

Un excelente administrador de escuela debería ser accesible, amistoso y cercano. Deberá alentar a los maestros a que recurran a él frente a preguntas o preocupaciones. De la misma manera, los estudiantes deberían sentirse cómodos dialogando con él, si tuvieran un problema con otro alumno o maestro.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images
Loading ...
Loading ...