Cómo hacer un carbonatador de bebida

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los carbonatadores que se pueden adquirir en las tiendas son prácticos, pero el costo de su mantenimiento puede acumularse rápidamente. En realidad, puedes elaborar bebidas gasificadas del sabor que quieras en tu casa por solo una fracción de ese costo. Arma tu propio carbonatador de bajo costo con varias piezas fáciles de encontrar.

Passo 1

Compra un tanque de CO2. Están disponibles en varios tamaños, pero el de 20 libras (9 kg) es ideal: lo suficientemente pequeño como para transportarlo a mano y colócalo en un armario y lo suficientemente grande para hacer cientos de litros de bebidas carbonatadas.

Passo 2

Conecta un regulador al tanque de CO2. El regulador reduce la presión del gas a un nivel bajo y controlado. Se compone de dos válvulas, una para baja presión y uno para alta. Los reguladores de CO2 se pueden obtener de los distribuidores de bebidas gaseosas, los proveedores de herramientas para soldadura o los proveedores para los aficionados de la preparación de bebidas en casa.

Passo 3

Conecta el tubo flexible de polietileno trenzado o la manguera al regulador de CO2. Este tubo entregará el CO2 desde el tanque hasta el líquido en la botella de PET.

Passo 4

Conecta el tubo de polietileno trenzado a la tapa carbonatadora. Esta pieza consiste básicamente en una tapa con rosca para botellas de bebidas gaseosas y tiene una válvula de gas a bola. Están disponibles en los sitios de insumos para elaboración de cerveza.

Passo 5

Coloca la tapa carbonatadora a la botella de PET de 2 litros. La botella de PET estará llena previamente con la bebida que quieras gasificar.

Más reciente

×