DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo crear el estilo Cottage en casa

Cassandra Lavalle / Creative Commons

Introducción

El estilo Cottage o Country Chic es conocido por sus aires rústicos pero con elementos románticos y sutiles. Son espacios elegantes por sus elementos antiguos, naturales y simples. Este estilo nació en las casas de campo o rurales de Europa, en especial las inglesas, cuya base es el estilo clásico inglés fusionado con el rústico y elementos de la época victoriana. Luego de cobrar popularidad en la época colonial en Estados Unidos, se volvió a popularizar en la decoración actual desde el año 2000. Sus elementos principales son mobiliarios antiguos, estampados “toile de Jouy”, flores y diversos recubrimientos. Descubre cómo recrear esta tendencia de decoración en tu hogar con estos fáciles consejos.

Cassandra Lavalle / Creative Commons

Elementos arquitectónicos

Preferentemente, el estilo Cottage debe estar respaldado con elementos arquitectónicos que apoyen el diseño en el hogar. Aunque tu casa no sea de este estilo, puedes integrarlo en construcciones clásicas, tradicionales o casas de descanso. Ideal para hogares con vigas en los techos, pisos de madera o materiales rígidos; ya que por su base rustica- clásica, el Cottage se verá contraproducente en un hogar muy moderno. Utiliza molduras o apliques en los techos y ventanas para lograr un estilo más sofisticado que sea acorde al tipo de arquitectura del espacio.

Justin Beckley / Creative Commons

Colores

Las tonalidades de los elementos de este estilo están basadas en la naturaleza y, por esa razón, debes buscar colores en diversas tonalidades del blanco, marrón, los tierras. No debes abusar de los colores pasteles debido a que son muy utilizados con motivos florales y puedes recrear un estilo más Shabby Chic que Cottage. Se deben emplear elementos con estampados en colores sutiles a la par con elementos en un solo tono como, por ejemplo, un muro en un tono rosa pastel con un cortina estampada en tonalidades complementarias.

Brunifia / Creative Commons

Muebles

El efecto desgastado o rústico es esencial en el estilo Cottage. Se debe enfocar en el uso de maderas envejecidas o blancas, complementándolo con mobiliarios de mimbre. Otro recurso son los elementos tapizados y el uso de muebles campestres para exteriores. El mejor aliado de este estilo son los sofás con formas curvas y en tonos neutros acompañados con cojines estampados o sencillos. En el comedor, puedes mezclar un par de sillas de madera con líneas simples, una banca envejecida y dos sillas tapizadas para contrastar el espacio.

KotomiCreations / Creative Commons

Piezas únicas

La clave de esta decoración es contar con elementos que remitan al pasado. Visita bazares, ferias y tiendas de segunda mano para encontrarlos. ¡También vale ojear esos trastos que nadie usa y juntan polvo en la casa de tus abuelos! No importa si estos objetos están rotos: pueden ser reparados y retapizados por un experto, y así obtendrás un mobiliario actual sin invertir mucho dinero. Debes enfocarte también en accesorios como cerámicas, jarrones, floreros, candiles y juegos de té antiguos, entre otros.

Squirrel Cottage / Creative Commons

Estampados

En el estilo Cottage se usan mucho los estampados “toile de Jouy”, los cuales fueron creados en Irlanda pero fueron muy populares en Gran Bretaña y Francia en el siglo XVIII. Este patrón decorativo consiste en un fondo blanco o neutro con un patrón repetitivo de una escena compleja, generalmente de actividades rústicas como pastorear o tener un picnic cerca de un lago. La ilustración debe ser de un solo color - generalmente negro, rojo oscuro o azul - aunque también se encuentran los menos comunes como los marrones, magentas o verdes. Actualmente, los estampados de "toile de Jouy" han sido modificados, ya que se han implementado nuevos colores y diseños.

Brunifia / Creative Commons

Muros

Los muros también deben tener vida y esto puedes lograrlo a través de un diseño con madera o un buen trabajo de imágenes colocadas sobre marcos simples. En estos lienzos podrás jugar con elementos de madera desgastada, como el uso de un par de puertas como cabecera. Si lo que deseas es una estética más clásica, utiliza marcos lisos y de colores neutros con fotografías o ilustraciones que tengan mucho color para darle vida al espacio. También puedes agregar objetos vintage colocados sobre repisas o colgados en las paredes. El fin es encontrar la función y estética del muro dentro del diseño Cottage.

Brunifia / Creative Commons

Cerámica

La cerámica es un medio con el que podrás recrear este estilo porque es uno de los elementos decorativos más significativos del Cottage. La cerámica debe ser en tonos blanco o beiges con diseños victorianos o florales. Además, su forma debe ser redonda u ovalada. Este tipo de cerámica la puedes asociar con los diseños de los juegos de té estilo inglés, con sus famosas ilustraciones florales o de espacios campestres. Utilízala junto a elementos de cristal como jarras o copas y objetos de metal.

Brunifia / Creative Commons

Flores y plantas

Este estilo va de la mano de las flores y las plantas porque se basa en la naturaleza. Utiliza arreglos florales sencillos, como un ramillete de flores campestres para que el campo logre ingresar a la habitación. Las petunias, geranios, las rosas, clemátides y otros tipos de pequeñas flores son ideales para revestirlos. Además, utiliza plantas que sean altas y florezcan en punta con hojas medianas, como la boca de dragón, espuelas de caballero, malvas y altramuces. Recuerda que las plantas y flores son elementos de color que podrás utilizar en áreas con muchos elementos siempre y cuando tengan tonos neutros o blancos.

Federica / Creative Commons

Cestas

Las cestas de fibra natural de todos los tamaños son ideales para lograr el efecto rústico en el estilo Cottage. Se debe utilizar materiales como el mimbre, junco, rattan, yute, entre otras fibras entretejidas, y sus formas pueden ser redondas, ovaladas, cuadradas o rectangulares. En el estilo Cottage también se usan pintadas en tonos blancos o neutros para que estén acordes al diseño. Algunas son embellecidas con fundas de tela o elementos decorativos como flores, encajes o botones. También se utilizan cestas hechas de metal o tela con estampados sencillos.

Little Greene Paint Company / Creative Commons

Toques finales

Este estilo es tan diverso que puedes mezclar varios elementos usados comúnmente en el exterior como, por ejemplo, jaulas para aves, bancas de metal, mecedoras, mesas o sillas de mimbre, pero ten cuidado con no cargar demasiado tu interior porque se sentirá sofocante. También se debe utilizar de manera inteligente los elementos con mucho estampado. Para lograr tener el hogar que deseas, sólo debes confiar en tu intuición, ¡tu mejor aliada!