Cómo evitar que los zapatos hagan fricción contra el talón

••• shoes image by Deborah Durbin from Fotolia.com

Los zapatos flojos que constantemente hacen fricción contra la parte de atrás del talón pueden provocarte que comiences a cojear por el daño que se provoca en esta parte tan resistente de los pies. La fricción producto del frotamiento constante puede generar ampollas dolorosas o podría causar piel enrojecida y desnuda sobre el talón. Si esto es así, tus zapatos quizá sean un talle más grande o su estructura sea la que produce la fricción incesante. Sea cual fuera la razón, necesitas aliviar la situación antes de que tus pies comiencen a doler todavía más o de que tengas que botar los zapatos.

Passo 1

Coloca la almohadilla en el zapato justo donde se desliza en el talón. Córtala para hacerla entrar. Separa la parte de atrás para descubrir el lado adhesivo y ponla sobre la zona de atrás, del lado de adentro, en el talón y presiona contra la superficie. Alisa la almohadilla con tus dedos y retira todas las arrugas.

Passo 2

Aplica una venda o una curita al talón de tu pie, justo donde hace fricción con el zapato. Une la venda al tacón con cinta para médicos. Cuando utilices las curitas, es posible que necesites dos para cubrir toda la superficie.

Passo 3

Usa medias más gruesas. El relleno de más que algunos calzados tienen, como las zapatillas, puede proporcionar suficiente colchón como para impedir que el talón se deslice dentro del zapato.

Más reciente

×