Cómo hacer un exprimidor de naranjas

Martin Poole/Digital Vision/Getty Images

Haz un delicioso jugo de naranja recién exprimido en casa con un exprimidor barato hecho con materiales reciclados. Disfruta de los beneficios de salud de un jugo fresco por una fracción del costo de un exprimidor eléctrico. Convierte tus naranjas en una refrescante bebida rica en vitaminas en solo unos minutos con un exprimidor de naranjas fácil de usar.

Paso 1

Compra una botella de agua con una tapa de plástico desmontable en la base. Busca una botella con una base sin agujeros de drenado que podrían chorrear jugo. Las botellas de agua Poland Spring tienen buenos tapones de plástico grandes que permitirán cítricos más grandes como naranjas o pomelos.

Paso 2

Tira toda el agua de la botella y usa el destornillador para sacar el tapón base de la parte inferior. Ten cuidado de no dañar los lados del tapón base cuando insertes el destornillador entre la botella y la base para separarlos. Mira dentro de la grieta con una buena luz e intenta aplicar presión en los puntos donde veas pegamento claro sosteniendo ambas partes juntas.

Paso 3

Una vez que ambas piezas hayan sido separadas, usa la punta caliente de la pistola de pegamento para derretir y remover cualquier adhesivo que haya quedado. Si dejas estos pedazos de pegamento ahí, pueden desprenderse mientras exprimes y terminar en tu vaso de jugo.

Paso 4

Lava completamente el tapón base con detergente y agua para limpiarlo antes de que haga contacto con el jugo que consumirás puro. Usa agua caliente y limpia el tapón por dentro y por fuera o pásalo por un lavavajillas en el estante superior.

Paso 5

Pon tu exprimidor de jugo de naranja sobre una superficie estable y fuerza media naranja sobre la parte elevada en el centro a medida que giras el cítrico. Continúa hasta que le hayas sacado todo el jugo y luego sirve el mismo en un vaso al presionar un lado del exprimidor para formar una esquina para que sea más fácil servir.

Más reciente

×