DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo hacer una salsa de tomate marinara desde cero

Actualizado 21 febrero, 2017

Hacer salsa marinara fresca es ideal en los meses de verano cuando los tomates son poco costosos. La puedes usar para una gran cantidad de platos de pasta y se puede congelar y almacenar fácilmente, permitiéndote traer nuevamente el sabor veraniego a tu pasta durante todo el año.

Instrucciones

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images
  1. Recoge o compra 1 1/2 libras (680 gramos) de tomates italianos. Lávalos y ponlos en una olla de agua hirviendo para blanquearlos y luego quítalos del agua y espera a que se enfríen. Quita la piel antes de cortarlos a lo largo por la mitad, para exponer las semillas. Usa una cucharadita de té para quitar las semillas y luego exprímelos en un tazón, para obtener todo el jugo.

    Loading ...
  2. En la cacerola de fondo grueso agrega varias cucharadas de aceite de oliva extra virgen y calienta a fuego lento mientras quitas la cáscara de varios dientes de ajo. Corta el ajo con el cuchillo del chef en trozos pequeños y agrégalos al aceite. Cocínalo hasta que esté dorado pero no lo pases o lo quemes en esta etapa.

  3. Agrega los trozos de tomate y el jugo a la cacerola y saltea a fuego lento durante 10 minutos. Agrega hojas de albahaca cortadas en juliana y orégano seco a gusto. Añade la sal y la pimienta y continúa cocinando hasta que el tomate se convierta en salsa. Si los tomates estaban maduros y los trozos eran pequeños, la salsa estará pronto.

Loading ...

Consejos

  • Muchas personas le agregan azúcar o vino tinto a la salsa mientras la cocinas a fuego lento. Ambos ingredientes son un tema de gusto personal.

Necesitarás

  • Una cacerola grande de fondo grueso
  • Una tabla de cortar
  • Un cuchillo de chef
  • Un colador
  • Gasas de cocina
  • Aceite de oliva
  • Orégano seco
  • Hojas de albahaca
  • Dientes de ajo
  • Sal y pimienta
Loading ...