Actividades con música para niños con síndrome de Down

Escrito por maggie lynn | Traducido por mercedes roch
Actividades con música para niños con síndrome de Down

La música puede ayudar a hacer participar a un estudiante con síndrome de Down en el proceso de aprendizaje.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El síndrome de Down es un trastorno genético común que resulta en un menor aprendizaje, un comportamiento impulsivo y un lapso de atención corto. Las actividades musicales pueden ser beneficiosas para los estudiantes con síndrome de Down debido a que estos estudiantes aprenden mejor con lecciones que son repetitivas y atractivas. La música es divertida para la mayoría de la gente y ayudará a un niño a prestar atención porque es como un juego. Los ritmos y la repetición de la música le ayudará a un estudiante con síndrome de Down a recordar algo más fácilmente que simplemente diciéndoselo. La logopeda Raquel Arntson dice que la música estimula todo el cerebro, haciendo de ella una excelente herramienta de aprendizaje para los niños con síndrome de Down.

Otras personas están leyendo

Canciones en el espejo

Los niños con síndrome de Down a menudo sacan la lengua al hablar debido a la falta de control muscular. Siéntate con el estudiante frente a un espejo y pon una canción divertida que le guste él. Canta con el estudiante mientras que los dos se están mirando en el espejo. El alumno podrá ver su propia lengua y podrá tratar de copiar cómo tú utilizas la lengua cuando cantas.

Memoria

Algunas de las primeras cosas que todos los niños aprenden en sus años preescolares son el alfabeto, cómo contar, su dirección y número de teléfono. Para los niños pequeños y para los niños con síndrome de Down de todas las edades, una de las maneras más fáciles de recordar estas secuencias de información es poniéndolas en una canción. Puedes utilizar canciones pre-hechas para el alfabeto o contar, o puedes hacer una melodía simple y pegadiza. Puedes hacer este trabajo para cualquier edad o nivel de desarrollo del estudiante y para cualquier pieza de información o instrucciones sencillas que necesitan ser recordadas. Una ventaja adicional es que la mayoría de los niños con síndrome de Down encuentran motivadora a la música, de acuerdo con Metro Music Therapy Inc., por lo que los estudiantes prestarán más atención y estarán muy contentos de repetir sus canciones y por lo tanto, aprenderán la información con facilidad en muchos casos.

Música y movimiento

Incorpora música con movimiento para alentar la coordinación motora ojo-mano y las habilidades cognitivas. Los niños con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de obesidad, de acuerdo con el Instituto Kennedy Krieger, y en general están mucho más interesados en la música que el movimiento. La incorporación de los dos es una gran manera de conseguir que un estudiante con síndrome de Down se ponga en movimiento. Las actividades simples pueden incluir bailar una canción o tener una captura de bola con música. Las habilidades cognitivas se pueden aumentar al lanzar una pelota con música. Para la música de forma periódica. Cada vez que la música se detenga, el estudiante debe practicar una habilidad que se está trabajando. Por ejemplo, si estás trabajando en rimar con el estudiante, cada vez que la música se detiene el estudiante puede decir una palabra que rime con "gato".

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media