Cómo hacer un banco de meditación

Escrito por heather robson | Traducido por carolina dellagiovanna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un banco de meditación
(Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Construir un sencillo banco para meditar de rodillas es un buen modo de efectivizar y hacer más disfrutable tu tiempo de meditación. Un banco de meditación te permite arrodillarte en la forma tradicional sin tener que depositar el peso en tus pies. Con mejor circulación y menor presión en las rodillas, se vuelve más fácil concentrarse y meditar por periodos de tiempo más largos.

Un banco de meditación clásico permite que te sientes a unas 5 o 6 pulgadas (12,7 a 15,2 centímetros) del suelo en un ángulo levemente inclinado hacia adelante. Alienta una buena postura y completa relajación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 bloque de madera de 20 por 6 pulgadas (50 por 15,2 cm), de 3/4 a 1 pulgada (1,9 a 2,5cm) de espesor
  • 2 bloques de madera de 8 por 6 pulgadas (20,3 a 15,2 cm), de 1/2 a 3/4 (1,2 a 1,9 cm) de espesor
  • Una sierra
  • Compás, regla y transportador
  • Un lápiz
  • Papel de lija
  • Un destornillador
  • Un taladro eléctrico
  • Tintura
  • 2 bisagras

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    El modo de aproximación más sencillo es dejar el asiento rectangular. Si buscas un poco más de estilo y elegancia, puedes redondear las esquinas de tu asiento. Coloca la madera plana. A unas 2 pulgadas (5 cm) hacia abajo, por el largo de la madera desde una de las esquinas, usa la regla para medir 2 pulgadas (5 cm) hacia adentro. Dibuja allí una línea con lápiz. Luego, muévete 2 pulgadas (5 cm) a lo ancho de la madera desde la misma esquina, y mide 2 pulgadas (5 cm) nuevamente. Dibuja otra línea. Las dos líneas deben cruzarse.

    Prepara tu compás abierto 2 1/4 pulgadas (5,7 cm). Coloca la punta del compás en el cruce de las dos líneas y dibuja un arco a lo largo de la esquina. Repite las mediciones y dibuja arcos en las otras tres esquinas.

    Usa la sierra para cortar cuidadosamente por las líneas, creando esquinas redondeadas y parejas.

  2. 2

    Los dos pequeños pedazos de madera serán las patas. El modo más sencillo es dejar las patas de la misma altura, pero tu banco de meditación será más auténtico y más cómodo si haces las patas anguladas.

    Coloca un trozo de madera plano. En un extremo, coloca el punto central del transportador en una esquina, con la medición 0 grados sobre el ancho de la madera. Mide un ángulo de 15 grados. Cuidadosamente, dibuja una línea siguiento el ángulo desde la esquina hacia el lado largo de la madera. Haz lo mismo con el otro pedazo.

    Usa la sierra para cortar cuidadosamente por la línea. Coloca las patas erguidas sobre los lados planos para asegurarte de que los extremos angulados están parejos entre sí, de otro modo tu banco se tambaleará.

  3. 3

    Lija cada trozo de madera lo suficiente para obtener superficies suaves y lisas.

  4. 4

    Sopla los excesos de polvo. Tiñe cada pedazo de madera siguiendo las instrucciones en el envase de la tintura que hayas elegido. Con la mayoría de las tinturas, colocas el producto con un pincel y luego retiras el exceso con un trozo de tela suave.

    Deja que la tintura se seque por completo antes del paso siguiente.

  5. 5

    Usa las bisagras para unir las patas al asiento. Las bisagras permitirán que puedas plegar tu banco para transportarlo y guardarlo fácilmente.

    Mide 2 pulgadas (5 cm) hacia adentro desde cada extremo del asiento y dibuja con lápiz una línea larga. Allí es donde fijarás las bisagras.

    Coloca una pata plana. Coloca la bisagra a lo largo del lado angulado de la pata, para que el lugar en que la pata se pliega esté parejo con el ángulo. Usa tu lápiz para marcar dónde irán los agujeros de los tornillos.

    Quita la bisagra y utiliza un pequeño taladro para hacer agujeros en cada punto. ¡Ten cuidado de no atravesar completamente la madera con el taladro!

    Una vez que los agujeros estén hechos, coloca la bisagra nuevamente en la pata y utiliza el taladro y los tornillos para asegurarla en su lugar. Repite el proceso con la otra pata. Encárgate de que el ángulo vaya en la misma dirección que el de la primera pata una vez que ambas estén aseguradas al banco.

  6. 6

    Coloca una pata y bisagra sobre la línea que marcaste en el asiento en el paso anterior. Marca los agujeros para los tornillos con un lápiz. Haz lo mismo con la otra pata sobre la línea del otro lado. Vuelve a chequear las marcas. Es preciso que ambas estén a la misma distancia de cada extremo del asiento. También es preciso que estén a la misma distancia del frente del asiento.

    Usa un taladro pequeño para hacer los agujeros, teniendo cuidado de no atravesar la madera completamente. Una vez que los agujeros estén hechos, usa el taladro y los tornillos y une las bisagras y las patas al asiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles